¿Cómo usar un termómetro de vidrio en un niño?

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Como cualquier padre te puede decir, tomar la temperatura de tus hijos puede ser una lucha. E incluso más si estás usando un termómetro de vidrio. Los termómetros de vidrio pueden ser peligrosos porque pueden quebrarse fácilmente, liberando el mercurio dentro de ellos. Si todo lo que tienes en tu casa es un termómetro de vidrio, aún así, puedes tomar la temperatura de tus hijos por el recto, bajo de la axila o vía oral.

Tomar la temperatura por el recto

Paso 1

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Agita el termómetro hasta que el mercurio esté bajo los 90 grados Fahrenheit (32,22 grados centígrados).

Paso 2

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Siéntate y pon a tu niño, estómago abajo, a través de tus rodillas.

Paso 3

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Pon una pequeña cantidad de jalea de petróleo sobre la punta del termómetro, así como en el ano de tu hijo.

Paso 4

Spike Mafford/Photodisc/Getty Images

Pon el termómetro delicadamente. Si tu hijo es menor de seis meses de edad, ponle 1/4 a 1/2 pulgadas (0,64 a 1,27 centímetros). Si tu niño tiene más de seis meses, introducirlo alrededor de una pulgada (2,54 centímetros). No lo fuerces si encuentras alguna resistencia.

Paso 5

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Sostén a tu hijo por dos minutos para obtener una lectura precisa.

Paso 6

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Remueve el termómetro y rótalo hasta que la línea de mercurio es claramente visible, para leer la temperatura.

Tomar la temperatura bajo el brazo

Paso 1

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Agita el termómetro hasta que el mercurio esté bajo los 98,8 grados Fahrenheit (37,1 grados centígrados).

Paso 2

Creatas Images/Creatas/Getty Images

Introduce el termómetro bajo el brazo de tu hijo contra la axila, y sostén el brazo contra el costado.

Paso 3

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Remueve el termómetro después de cuatro a cinco minutos.

Paso 4

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Rota el termómetro hasta que la línea de mercurio es claramente visible y lee la temperatura.

Tomar la temperatura oralmente

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Espera 30 minutos después de que tu hijo haya tomado algún líquido. Un líquido caliente o frío podría sesgar la lectura de la temperatura.

Paso 2

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Agita el termómetro hasta que la línea de mercurio esté bajo los 98,6 grados Fahrenheit (37 grados centígrados).

Paso 3

D. Anschutz/Digital Vision/Getty Images

Introduce el termómetro abajo del costado de la lengua de tu niño cerca de la parte trasera de su boca.

Paso 4

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Haz que tu hijo use sus labios y dedos para sostener el termómetro en el lugar. Enseña a tus hijos a respirar a través de su nariz, no a través de su boca, y que no lo muerda.

Paso 5

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Remueve el termómetro después de tres minutos. Rota el termómetro hasta que la línea de mercurio esté claramente visible y lee la temperatura.

Más reciente

×