DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo detener la tos nocturna para que tu hijo pueda dormir

El virus del resfriado común a menudo conduce a una miserable tos que empeora por la noche e inhibe la capacidad del niño para dormir cómodamente. Mientras que la tos es un reflejo necesario que ayuda a mantener los pulmones libres de bacterias y otros irritantes, también es importante que tu hijo esté bien descansado y lo suficientemente fuerte como para combatir la infección. Hay varios pasos que puedes tomar para aliviar la tos de tu hijo durante la noche y ayudarle a obtener el descanso que necesita.

Instrucciones

  1. Proporciónale a tu hijo muchos líquidos, tales como agua y jugo, a lo largo del día y a la hora de dormir. El líquido lubrica la garganta y previenen la resequedad y la irritación que causa la tos, así como también ayuda a deshacerse de la infección y mantiene al niño hidratado.

    Loading ...
  2. Ofrécele a tu niño caldo, junto con los líquidos recomendados, para ayudar a aflojar la mucosidad de una tos húmeda. Coloca un contenedor de basura cerca de la cama de tu hijo para que pueda escupir el exceso de moco.

  3. Usa un humidificador en la habitación del niño antes de acostarlo. Coloca el humidificador a varios pies de distancia de la cama para evitar la saturación de la ropa del niño o ropa de cama. Revisa el nivel del agua periódicamente durante toda la noche y asegúrate de reemplazarla con nueva.

  4. Eleva la cabecera de la cama y apoya a tu hijo un poco con almohadas para disminuir el drenaje de moco en la garganta la cual activa el reflejo de la tos.

  5. Administra medicamentos para la tos antes de dormir si tu hijo tiene por lo menos 4 años de edad. Utiliza un supresor de la tos para tos seca y un expectorante para la tos húmeda. Sigue las instrucciones en el paquete con cuidado y consulta a tu pediatra sobre como administrarla.

  6. Mezcla unas gotas de jugo de limón y miel en una taza de té caliente. Permite que el té se enfríe un poco y dáselo a tu hijo para que lo beba antes de acostarse. El jugo de limón desbarata los mocos y la miel suaviza la garganta irritada.

  7. Llama al pediatra de tu hijo si la tos dura más de una semana o si el niño sufre de fiebre para descartar causas más serias de la tos nocturna.

Loading ...

Consejos

  • Utiliza un humidificador de vapor frío, si es posible, para evitar el peligro de quemaduras o incendios relacionados con los humidificadores de vapor caliente. Mantén el humidificador limpio y seco después de su uso para evitar que se forme moho y otras bacterias y circulen por todo el aire.

Advertencias

  • La clínica Mayo advierte que no es bueno darle miel a niños menores de y año debido al riesgo de envenenamiento por comida infantil.

Necesitarás

  • Agua o jugo
  • Caldo
  • Un humidificador
  • Almohadas extra
  • Un supresor de la tos o expectorante
  • Un té
  • Miel
  • Jugo de limón
Loading ...