Tipos de fondant

••• cake image by cherie from Fotolia.com

El fondant es un producto que se usa para muchos postres. Su consistencia y su buena aceptación de los colores lo hace útil para la decoración. Toma su nombre del verbo francés "fonder", que quiere decir derretir, por su tendencia a, literal y figuradamente, derretirse en la boca. Debido al aumento de su popularidad se lo puede conseguir listo para usar o se lo puede hacer de forma casera con ingredientes simples usando una amplia variedad de recetas. Los tipos más comunes son el que se puede verter, el enrollado y el que se puede esculpir.

Fondant para verter

El fondant que se vierte se aplica como un líquido espeso similar al chocolate derretido o al ganache. Sus ingredientes básicos son azúcar granulada, agua y jarabe de maíz. Su consistencia, que permite que se lo vierta, se mantiene a unos 100° F (37° C). Puede ponerse sobre una torta o pastelillo, o el pastelillo puede ser sumergido en la cobertura. Si se lo vierte, luego se lo desparrama por la torta o pastelillo y cuando se seque tendrá una superficie suave y brillosa.

Fondant enrollado

Wedding Couple Cake Topper image by Faith Ashurst from Fotolia.com

Este tipo de fondant se puede extender como la masa de galleta y se lo puede cortar y darle forma como si fuera la plastilina de un niño. Los ingredientes básicos son azúcar en polvo, gelatina, agua, jarabe de maíz y manteca. Puedes plegar una lámina de fondant enrollado sobre una torta y decorarla con piezas del mismo. A medida que se seca pierde su elasticidad y se pone duro. Si mientras está manejable le das un suave pulido con las manos, tendrás un acabado mate. Si no, el acabado será suave y brillante.

Fondant para esculpir

Este tipo de fondant es parecido al de enrollar pero tiene una consistencia un poco más dura. Los ingredientes básicos son azúcar en polvo, gelatina, agua y maizena. Se puede usar como una arcilla formando prácticamente cualquier cosa con ella, desde sogas a flores, pasando por cintas y lazos.

Más reciente

×