Cómo hacer un gel para escribir sobre pasteles

Martin Poole/Digital Vision/Getty Images

Los pasteles para cualquier ocasión son más especiales cuando están personalizados con decoraciones brillantes y coloridas. Los pasteleros tienen una gran cantidad de sustancias decorativas para utilizar, incluyendo fondant, crema de mantequilla, glaseado real, azúcar estirado, pasta de goma, chocolate y geles decorativos. Ya que son claros y pueden incorporar un color intenso y saturado mejor que otros materiales de decoración, los geles para decorar son especialmente versátiles. Los geles comerciales están hechos de azúcar y sólidos de jarabe de maíz con agentes espesantes, como goma arábiga. Los geles caseros pueden hacerse fácilmente con unos cuantos ingredientes.

Paso 1

Coloca una olla pequeña llena de agua sobre la estufa para que hierva. Reduce el fuego y mantén el agua hirviendo con fuego lento durante el siguiente paso.

Paso 2

Escoge un tazón para mezclar que se ajuste bien por encima de la olla sin caerse dentro. Pon 2 cucharadas de agua fría en el tazón. Rocía los dos sobres de gelatina uniformemente sobre la superficie del agua. Deja que la gelatina repose por 5 minutos y se endurezca, lo que significa que absorba el agua disponible y se infle.

Paso 3

Coloca el tazón pequeño con la gelatina endurecida sobre la olla con agua caliente, para crear un baño de María. Revuélvelo ocasionalmente con una espátula de silicona hasta que la gelatina se derrita por completo. Agrega el jarabe de maíz lentamente y revuélvelo regularmente a medida que se calienta. Cuando la mezcla esté caliente al tacto, revuélvela una vez más vigorosamente, para asegurarte de que la gelatina se disperse a través del jarabe de maíz.

Paso 4

Enfría la mezcla a temperatura ambiente, luego viértela en un contenedor hermético y refrigéralo hasta que sea necesario. Para colorear el gel, separa una porción y colócala en una bolsa o contenedor pequeño. Agrégale colorante para comida, una gota a la vez, hasta que alcances el color deseado. Utilízalo como sea necesario y refrigera las sobras.

Paso 5

Almacénalo hasta por seis meses en refrigeración, coloreándolo y utilizándolo como sea necesario.

Más reciente

×