Cómo hacer tumbas aterradoras para Halloween

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Ya sea que vayas a dar una fiesta de Halloween o sólo quieras hacer que tu casa luzca un poco más aterradora para los niños que van a pedir dulces, un patio lleno de tumbas provocará escalofríos a cualquiera. Las tumbas sólo dan miedo si lucen reales, así que visita algún cementerio local para inspirarte, y toma algunas fotos de las formas de las tumbas o de los epitafios que te gusten. Antes de empezar, invita a los niños para que te ayuden a completar el proyecto Haz que tus hijos se involucren en el proceso para que el resultado final no los asuste.

Paso 1

Dibuja la forma de una tumba en la pieza de poliestireno y córtala con la sierra.

Paso 2

Lija las orillas puntiagudas de la tumba utilizando papel de lija mediana o fina. Eso le dará la apariencia de haber sido dañada por el clima.

Paso 3

Utiliza un cuchillo afilado para hacerle pequeñas abolladuras y grietas a la tumba para hacerla lucir vieja. Haz estas marcas al rededor de todas las abolladuras para que parezca realista por todos los ángulos.

Paso 4

Pinta toda la tumba de color gris claro con el fijador a base de agua y deja que se seque.

Paso 5

Pon pintura negra en todas las grietas y abolladuras y espera a que se seque por completo.

Paso 6

Pinta toda la tumba con pintura a base de agua con un tono gris medio u obscuro. Deja que esta pintura se seque y luego frota la pintura con un trapo. Esto le dará a la tumba una textura más similar a la piedra y más realista.

Paso 7

Utiliza un pincel delgado y pintura negra para escribir un epitafio en la tumba. Puedes utilizar tu apellido o escribir un mensaje escalofriante como "Cuidado". Cuando la pintura esté casi seca utiliza tu trapo para frotar y suavizar un poco las palabras.

Paso 8

Pinta pequeños puntos de color verde obscuro con pintura a base de agua en sitios aleatorios para que parezca moho y liquen. Asegúrate de difuminar todos los puntos.

Paso 9

Inserta dos clavijas en la parte inferior de la tumba y clávala en el suelo de tu jardín. Junta tierra alrededor de ella para esconder las esquinas y dar la impresión de que alguien está escarbando para escapar de su tumba.

Más reciente

×