Cómo vestirse para ir a la Iglesia

••• Photodisc/Photodisc/Getty Images

Atrás quedaron los días en que la gente llevaba sombreros, guantes blancos y de zapatos de charol a los servicios religiosos dominicales. Los feligreses modernos llevan todo; desde trajes y vestidos, hasta pantalones vaqueros y camisetas.

Passo 1

Consulta a la administración de tu iglesia o a la de aquella a la que vayas a visitar, para averiguar si existe un código específico de vestimenta.

Passo 2

Considera las tendencias regionales. Los servicios religiosos en las grandes ciudades, especialmente en las del sur y el noreste de los Estados Unidos, a menudo cuentan con congregaciones que visten de forma más formal y estilizada.

Passo 3

Vístete estilo ejecutivo casual siempre que tengas dudas. Los hombres y los niños pueden usar pantalones de color caqui, una camisa abotonada y calzado de cuero con suela antiderrapante. Las mujeres y las niñas pueden optar por un vestido sencillo o una falda y una blusa a juego y combinar las prendas de su elección con zapatos casuales de tacón bajo.

Passo 4

Lleva siempre los hombros cubiertos y elige prendas inferiores de buena longitud hasta que hayas averiguado bien los niveles de tolerancia de la Iglesia a la que asistes. Los pantalones cortos, las minifaldas y las camisetas sin mangas son demasiado reveladoras para la mayoría de los servicios.

Passo 5

Usa sólo impresiones y patrones discretos y de buen gusto.

Passo 6

Trata de sentirte cómodo y de ser tú mismo. No sientas la obligación de vestirte con prendas que sean demasiado elegantes, informales o distintas de lo que tú sueles preferir.

Más reciente

×