3 maneras de obtener una ventaja con tus impuestos

Escrito por beth davies | Traducido por luis bernardo

Utiliza tu tiempo ahora para ahorrarte dinero y tiempo después

3 maneras de obtener una ventaja con tus impuestos

Almacenar la documentación fiscal puede ahorrarte varias horas al realizar tu declaración.

David Sacks/Lifesize/Getty Images

Si revisas tus gastos meses después será sencillo que pases algo por alto que pudo haber sido deducible

— Tim Abbott, contador y asesor fiscal, M.J. Vandenbroucke Inc.

Dejar las cosas para después es un gran problema para mucha gente preparando sus declaraciones fiscales. ¿No lo crees? The Internal Revenue Service (Servicio de Impuestos Internos) comenzó a aceptar la mayoría de las declaraciones el 30 de enero de 2013, y si los comportamientos anteriores son indicadores, mucha gente esperará hasta unos cuantos días antes del 15 de abril, la fecha límite. Para el día 1º de abril de 2011, el IRS había recibido 89,7 millones de declaraciones durante los últimos tres meses, pero recibió una impresionante cantidad de 40 millones de formularios en las dos semanas anteriores al 15 de abril, incluyendo aquellas enviadas el mismo día. Hasta el 20% de los consumidores con situaciones fiscales específicas, como la declaración de una oficina en casa o activos con depreciación, podrían esperar hasta marzo para realizar el trámite, dice Michael Rozbruch, fundador y director de Tax Resolution Servicios Co. "Esos formularios ni siquiera están listos aún", dijo en una entrevista realizada en enero de 2013. Comenzar tarde puede ponerte en riesgo. De acuerdo con el IRS, el promedio de tiempo utilizado por los contribuyentes fue de 23 horas en 2011 para presentar su declaración fiscal 2010. Los contribuyentes que registran formularios Schedule C para negocios o Schedule E para propiedades en renta, utilizaron en promedio 32 horas. Deja las cosas para después y podrías cometer un costoso error para cumplir con la fecha límite. Incluso si no puedes presentar la declaración ahora, podrías tomar unos cuantos pasos que te den una ventaja y te permitan hacer los cálculos de último minuto de manera más sencilla.

Estima tu devolución o impuesto a cargo

Estimar si tendrás impuesto a cargo o favor puede ayudarte a prepararte mejor. El IRS y los sitios de preparación de impuestos en línea, como Turbo Tax, ofrecen calculadores gratuitos que pueden ayudarte a determinar tus obligaciones fiscales en minutos, utilizando información sobre tus ingresos y cambios en tu estado de años previos, como la adquisición de una casa o haber tenido un hijo. Un contador también puede ayudarte a realizar un buen estimado del año en curso y de los años futuros.

También debes tomar en cuenta las reformas fiscales y los cambios en las leyes de 2013, según Bill Norwal, asociado fiscal a cargo en Norther California, ubicado en Sensiba San Filippo LLP. "La mayoría de lo que se hizo no representará sorpresas desagradables", dijo. Muchos apoyos fiscales que tendrían que haber caducado, no lo hicieron, incluyendo el crédito the American Opportunity con valor de hasta US$2.500 en gastos universitarios.

Si resulta que obtendrás una devolución, considéralo como un incentivo para realizar tu declaración lo más pronto posible. Si tienes impuestos a cargo, comienza a ahorrar apartando un poco de dinero cada semana para aligerar el impacto del pago.

Organiza tus gastos deducibles

La suma de las deducciones puede tomar más tiempo de lo que piensas, especialmente si no has estado llevando un registro cuidadoso durante todo el año, dijo el contador público certificado Tim Abbott, contador y gerente de impuestos en MJ Vandenbroucke Inc. en Chicago. Con varios elementos para buscar, es más sencillo que esté bien hecho cuando no se tiene presión de tiempo. "Buscando los gastos meses más tarde, es fácil que pases por alto algo que podría ser deducible," dijo.

Busca en tus recibos individuales gastos que pueden ser deducibles. Aparta regularmente las cuentas de los servicios públicos y préstamos, lo cual puede ser muy útil para las deducciones que involucran una oficina en casa, y la deducción de intereses de una hipoteca o un préstamo estudiantil.

Revisa los recibos de tarjetas de crédito en búsqueda de gastos elegibles o posibles deducciones fiscales sobre las ventas, si cuentas con suficientes recibos de compras grandes. "Revisa tus estados de cuenta bancaria, ya sea en línea o en papel, y categoriza las cuentas por tipo de gasto", dice Rozbruch. Incluso tu comprobante de pago de fin de año podría representar posibilidades, como las cuotas sindicales o donaciones de caridad realizadas a través de tu empleador.

También busca gastos de trabajo no reembolsados​​, Abbott recomienda por ejemplo, útiles escolares, si eres maestro, o minutos de telefonía celular utilizados para llamadas relacionadas con el trabajo.

Establece un sistema de archivo para que puedas ordenar cada gasto deducible en una categoría, como los gastos médicos, intereses hipotecarios, donaciones a instituciones de caridad y gastos del negocio o de la oficina en casa. Esto hará que sea más fácil obtener los totales cuando llegue el tiempo para presentar la declaración. Mantener ese sistema de registro en todo el año hará más sencilla la presentación de impuestos en los años siguientes.

Escoge un preparador

Si deseas presentar mediante software en línea o entregar todo a un profesional, a principios de año es el mejor tiempo para investigar opciones. "Hay algunas manzanas podridas por ahí", dijo Steve Katz, un abogado de Sideman & Bancroft en San Francisco. El IRS ha estado tomando medidas enérgicas contra los proveedores que no preparan adecuadamente las declaraciones, pero aún así es importante leer los comentarios en línea o, mejor aún, pedirle a tus amigos de confianza o familiares una recomendación.

No es de extrañarse que los calendarios de los preparadores de impuestos se llenan rápidamente en las semanas previas al 15 de abril. Pedir sus servicios con anticipación aumentará tus oportunidades de obtener una cita.

Compara con base en el precio, también. De acuerdo con una encuesta realizada en 2011 por la National Society of Accountants (Sociedad Nacional de Contadores), el costo promedio para una declaración fiscal sin deducciones detalladas es de US$128. Si realizas deducciones detalladas, el costo promedio es de US$233. Los software en línea también varían en precio, y los consumidores usualmente pueden utilizar códigos de descuento.

Además, si tu ingreso ajustado bruto es menor a US$57.000, los proveedores de archivos electrónicos podrían ayudarte a realizar tu declaración de manera gratuita.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media