Cómo afilar cuchillos con una piedra de afilar

Escrito por kimbry parker | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afilar cuchillos con una piedra de afilar
Un cuchillo desafilado puede ser más peligroso que uno afilado. (knife image by dethchimo from Fotolia.com)

La mayoría de la gente piensa en los cuchillos afilados como algo peligroso. Si bien esto es cierto, los cuchillos desafilados pueden ser igual de peligrosos. Un cuchillo sin filo es más propenso a caerse durante el corte, poniendo tus manos en riesgo. Afilar cuchillos desafilados es una parte importante del mantenimiento de los utensilios de cocina. Los cuchillos afilados son más seguros para cortar y durarán más tiempo si están bien afilados. Una piedra de afilar es una herramienta conveniente que puede ser utilizada para afilar cuchillos rápidamente sin filo. Una piedra de afilar adecuada debe ser de al menos 2 por 6 pulgadas (5,08 por 15,24 cm) y cuentan con una parte gruesa y un lado fino.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un trapo
  • Aceite mineral
  • Afilador de cuchillo o una chaira de acero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lubrica la piedra de afilar. Humedece un trapo con aceite mineral. Frota una capa moderada de aceite mineral sobre toda la piedra.

  2. 2

    Coloca la piedra de afilar en un mostrador o mesa resistente. Asegúrate de que esté situada de modo que no se mueva durante el afilado.

  3. 3

    Inspecciona la cuchilla para determinar el ángulo de bisel. Los diferentes cuchillos tienen diferentes ángulos de bisel. Los cuchillos para filetear y pelar tendrán biseles poco profundos de sólo 5 a 10 grados. Las navajas o cuchillos de camping tienen un bisel de 10 a 15 grados. Los cuchillos de carnicero y las cuchillas tienen un bisel de 15 a 25 grados.

  4. 4

    Coloca el borde de la cuchilla contra la superficie de la piedra. Mantén el cuchillo en el ángulo del bisel. Por ejemplo, si afilas un cuchillo de carnicero con un bisel de 20 grados, mantén el cuchillo de manera que el cuerpo de la cuchilla esté en un ángulo de 20 grados contra la piedra.

  5. 5

    Afila el cuchillo en la parte gruesa de la primera piedra. Agarra el mango del cuchillo y, con las muñecas bloqueadas, mueve el borde de la cuchilla de atrás a adelante en la piedra de afilar con un movimiento circular. Haz esto unas 12 veces, aplicando una presión moderada. Si afilas una cuchilla más larga que la piedra de afilar o una hoja de cuchillo curvado, mueve la cuchilla hacia los lados a medida que se afilan para asegurarte de que todo el borde de la cuchilla esté afilado uniformemente.

  6. 6

    Da vuelta el cuchillo y afila el otro lado de la hoja en la parte gruesa de la piedra. Haz esto unas 12 veces.

  7. 7

    Voltea la piedra de afilar al lado fino. Afila la cuchilla de la misma manera como lo hiciste con la parte gruesa, lo que hace un total de 12 golpes en cada lado de la hoja del cuchillo. Es importante siempre mantener la hoja en el ángulo del bisel.

  8. 8

    Afila los bordes de la cuchilla utilizando un afilador o una chaira de cerámica. El propósito de la chaira es deshacerte de la rebaba que queda en la hoja del cuchillo por la piedra de afilar. Sostén la herramienta de afilar en una mano y el cuchillo en la otra. Frota cada lado de los bordes de la hoja ligeramente contra la herramienta de afilar. Haz esto tan sólo un par de veces a cada lado de la hoja. Mantén un ángulo un poco más ancho que el ángulo de bisel mientras afinas los bordes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles