Cómo ahuyentar a las ardillas de tu ático

Escrito por ehow contributor | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ahuyentar a las ardillas de tu ático
Las ardillas no son tan adorables cuando han invadido tu ático. (squirrel image by Kimberly Soper from Fotolia.com)

Una ardilla puede saltar desde la rama de un árbol cercano y pasar a tu techo y antes de que te des cuenta estar dentro de tu ático y armar un nido. Es posible que las sientas correr o sientas su olor ocasionalmente. Si no quieres matar a la ardilla, hay un método sencillo que se puede utilizar para ahuyentarla de tu ático.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Amoniaco común
  • 4 a 8 bandejas
  • Guantes de goma
  • Una mascarilla de papel para el rostro
  • Una soga o cuerda para ropa de aproximadamente 50 pies (15 metros)
  • Toallas viejas o trapos gruesos
  • Alambrada para pollos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que la puerta de entrada al ático de tu casa esté bien sellada cuando la puerta está cerrada y que no queden aberturas por las cuales pueda pasar una ardilla. Mantén la puerta cerrada mientras lleves a cabo esta tarea.

  2. 2

    Ata pedazos de soga alrededor de las toallas o trapos, y deja que queden colgando como si fueran un cordel.

  3. 3

    Ponte una máscara ya que el amoniaco tiene un olor muy fuerte y usa anteojos de goma cuando lo manipules. Coloca las bandejas en los bordes del perímetro del ático. Asegúrate de que haya una bandeja en cada una de las cuatro esquinas del ático, particularmente en la que crees que están viviendo las ardillas.

  4. 4

    Llena las bandejas a tres cuartos o hasta la mitad con el amoniaco, ten cuidado de no acercarte demasiado para no inhalarlo. Llena otra bandeja hasta la mitad y colócala en el centro del ático.

  5. 5

    Moja las toallas en las bandejas de amoniaco que están en el centro del ático y colócalas en las esquinas y sobre el perímetro, en aquellos lugares donde no hayas colocado bandejas. Arrastra las toallas mojadas sobre los bordes también, en donde te sea posible. Trata de impregnar todo el perímetro del ático con el amoniaco.

  6. 6

    Si ves que hay una abertura que estén usando las ardillas no coloques la toalla remojada con amoniaco ahí. Deja ese agujero como ruta de escape. Las ardillas van a irse de la zona tan pronto como puedan para evitar el olor fuerte del amoniaco.

  7. 7

    Cambia las toallas y bandejas con amoniaco por una o dos semanas, hasta que las ardillas se hayan ido y hayas realizado las reparaciones necesarias para cerrar los puntos de ingreso.

  8. 8

    Sella las rutas de entrada desde el lado de afuera con una malla de alambre de 1/4 pulgada (0,6 cm), una vez que se hayan ido las ardillas.

  9. 9

    Quita las toallas con amoniaco seco y todos los recipientes con amoniaco luego de que hayan cumplido su propósito, para evitar incendios. Este es uno de los motivos por los cuales se atan las toallas con correas de soga; para poder ubicarlas y quitarlas con facilidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles