Cómo aplicar masilla sobre una placa de yeso para dejarla lista para pintar

Escrito por jennifer vanbaren | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aplicar masilla sobre una placa de yeso para dejarla lista para pintar
La masilla es un producto de secado rápido usado para reparar paredes. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Las placas de yeso, también llamadas paredes de drywall o tablas de yeso, son superficies usadas para construir paredes. Después de colgar una placa de yeso, se le aplica un acabado ya sea con compuesto para juntas o con masilla, y luego se pinta. La masilla es una sustancia usada generalmente para reparar pequeños agujeros o grietas en paredes de drywall, pero también se usan sobre madera o yeso. Esta masilla está diseñada para rellenar las imperfecciones, de modo que cuando las paredes sean pintadas, tengan un acabado liso y libre de defectos.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Masilla
  • Unos cuchillos para parchear
  • Papel de lija
  • Pintura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina si la masilla Spackle es el mejor remedio para los defectos de tu pared. Si las paredes están llenas de defectos, la masilla probablemente no sea el mejor producto para usar. Esta masilla funciona mejor en paredes con problemas menores, como agujeros de clavos, grietas o pequeñas abolladuras. De acuerdo al sitio web Paint-N-Stain, necesitarás 1 cuarto (0,94 L) o menos de masilla para una habitación residencial de tamaño promedio.

  2. 2

    Utiliza dos cuchillos para parches. Uno debe tener aproximadamente 3 pulgadas (7,5 cm) y el otro 6 pulgadas (15 cm).

  3. 3

    Aplica la masilla sobre el cuchillo pequeño. Toma el cuchillo grande y saca un poco de masilla del pequeño, aplicándola sobre las paredes. Evita aplicar demasiado de una sola vez, y trata de rellenar sólo las grietas y agujeros para que queden al ras con las paredes. Trabaja por toda la habitación, llenando todos los agujeros de clavos, grietas y abolladuras. Después de aplicar la masilla en cada área, frota delicadamente el cuchillo por el área para remover el exceso de masilla de la superficie.

  4. 4

    Deja secar la masilla. Después de secar completamente, repite el proceso por toda la habitación, rellenando también las áreas que necesiten más masilla. Es mejor aplicar 2 o 3 capas de masilla en áreas problemáticas en lugar de aplicar una gran cantidad de una sola vez.

  5. 5

    Lija las áreas. El lijado no siempre es necesario, pero usualmente es útil para asegurarte de que las paredes queden lisas. Utiliza un papel de lija de grano fino y lija suavemente cada área después de que las paredes se hayan secado totalmente. Con un trapo húmedo, limpia el área para eliminar todo el polvo del proceso.

  6. 6

    Pinta las paredes. Después de completar el proceso de la masilla, pinta las paredes con una pintura base y luego con el color de pintura para interiores que prefieras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles