DESCUBRIR
×

Cómo pegar un póster a una pared

Muchos adolescentes y estudiantes universitarios se enfrentan con el dilema de decorar sus habitaciones con pósters sin causar ningún daño a la pared. Utilizar clavos pequeños, tachuelas y una cinta puede pelar la pintura o dejar pequeños orificios, y no están permitidos por muchos servicios de viviendas universitarios. La masilla para póster, que se consigue en las tiendas para la refacción del hogar y las ferreterías, pega efectivamente los pósters a la pared sin causar ningún daño.

Instrucciones

Comstock/Comstock/Getty Images
  1. Desenrolla el póster y apóyalo sobre una superficie plana y dura. Coloca libros u otros elementos pesados sobre las cuatro esquinas del póster y déjalo así durante toda la noche. Esto te asegurará que el póster no se enrolle.

  2. Elige el lugar para el póster. Lava el área con agua jabonosa o frótala con una bola de algodón empapada con alcohol.

  3. Coloca cuatro porciones del tamaño de una moneda de masilla para póster. Enrolla trozos individuales de masilla en tus manos para formar bolas.

  4. Da vuelta el póster y presiona una bola de masilla sobre cada esquina del póster. Centra el póster sobre la pared y aplica una suave presión a la masilla para mantenerla sobre la pared.

  5. Camina hacia atrás y examina el póster. Si no está nivelado, suavemente quita el póster y la masilla de la pared y ajústalo hasta que quede nivelado.

Necesitarás

  • 4 libros grandes u objetos pesados
  • Agua jabonosa
  • Una bola de algodón
  • Alcohol para frotar
  • Masilla para póster