¿Cómo usar arpillera en las paredes?

Escrito por shae hazelton | Traducido por maría belén llanos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo usar arpillera en las paredes?
La arpillera puede darte un toque rústico a tu hogar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La arpillera tiene un color ameno y cálido haciéndolo un agregado interesante para cualquier hogar. Puedes hacer cosas simples como cortinas de arpillera, pero si realmente quieres sacarle provecho, puedes colocarlo en las paredes. La arpillera crea una cobertura en la pared aislando la habitación y creando vibraciones acústicas amenas. Colocar arpillera en tus paredes es un proceso simple que puede llevarte menos de una tarde si trabajas a un paso constante.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Tijera
  • Arpillera
  • Pegamento de celulosa
  • Rodillo de pintor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta la tela de arpillera en tiras que sean lo suficientemente largas como para llegar desde el techo al piso. Las tiras deben ser de 2 pies (60 cm) de ancho salvo que estén justo sobre una esquina, en tal caso puedes recortarlas para que encajen justo entre el borde de tira de arpillera más cercano y la esquina de la pared.

  2. 2

    Coloca una capa de pegamento de celulosa en dos tiras de arpillera y déjala reposar por tres minutos. Esto le da tiempo al pegamento para que se aferre a las fibras de la arpillera, permitiendo que luego se adhiera con más fuerza. Cada vez que pegues una tira de arpillera a la pared, coloca una capa de pegamento en otra tira, así siempre tienes por lo menos dos tiras de arpillera listas para pegar en la pared.

  3. 3

    Coloca el borde inferior de la arpillera contra el borde de la pared. Apoya un rodillo de pintor de mango largo sobre el frente de la arpillera y suavemente gíralo hacia arriba mientras se va pegando la tira de arpillera a medida que subes el rodillo. Ten un asistente para que te sostenga la punta de la tira de arpillera a medida que la vas pegando.

  4. 4

    Alisa las tiras de arpillera una vez que estén todas pegadas en la pared. Es importante alisar todas las arrugas lo antes posible o pueden llegar a pegarse de esa manera.

  5. 5

    Recorta las tiras de arpillera (antes de colocarle el pegamento) para que encajen al lado de la tira más cerca o en cualquier ventana, puerta o esquinas de la pared. Cuando se trate de ventanas y puertas, deja las partes de arriba y abajo vacías hasta que termines de aplicar las tiras más largas de arpillera.

  6. 6

    Mide la distancia vertical entre el piso y el marco de la ventana debajo de cada una de tus ventanas. Corta la arpillera del largo apropiado para que lleguen desde el piso hasta el marco de la ventana. Recorta las tiras de 2 pies de ancho (60 cm) a menos que la distancia entre las dos tiras sea menor a 2 pies (60 cm).

  7. 7

    Pega las tiras de arpillera sobre la pared cerca del piso. Alísalas hacia arriba con tu mano, evitando que queden arrugas mientras trabajas.

  8. 8

    Mide la distancia entre la parte de arriba de las ventanas y los marcos de las puertas y el techo. Recorta más tiras de 2 pies de ancho (60 cm) del largo apropiado para que quepan entre los marcos y el techo. Pega estas tiras de la misma manera que aplicaste el resto de la arpillera.

  9. 9

    Recorta los bordes de arriba y de abajo de la arpillera para que no se deshilache. Usa unas tijeras afiladas para recortarlos o terminarás deshilachándola más.

Consejos y advertencias

  • Si quieres forrar tus paredes con arpillera pero no quieres que sea algo permanente, puedes graparlas a tu pared en vez de pegarlas con pegamento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles