Cómo pintar una pared paso a paso

Escrito por lauren wise | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo pintar una pared paso a paso
Haz que tu nueva pintura luzca radiante y dure por años. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Pintar las paredes de tu casa puede ser un proceso emocionante, ya sea que te hayas mudado a tu primera casa y desees decorarla, o que estés cambiando tu antiguo color por algo más fresco. Este puede ser un proceso largo pero el trabajo de pintura durará por años. La preparación correcta ayudará a asegurarte de que tu trabajo de pintura se vea lo mejor posible.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Esponja grande
  • Agua
  • Guantes
  • Lavaplatos líquido
  • Cinta adhesiva azul de pintor
  • Escalera
  • Lonas o plástico para cubrir muebles y pisos
  • Toalla
  • Rodillos grandes y pequeños
  • Bandejas de pintura
  • Fijador
  • Pintura
  • Brochas pequeñas a medianas para acabados

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza los guantes, coloca plástico o lona sobre el piso y por encima de los muebles. Mezcla unas cuantas gotas de lavaplatos líquido suave en una cubeta con algo de agua. Sumerge una esponja dentro y luego frótala firmemente sobre las paredes. Esto ayudará a remover el polvo, aceites y suciedad. Seca con una toalla limpia.

  2. 2

    Protege todas las áreas que no deseas pintar con la cinta adhesiva. Esto incluye todos los bordes a lo largo de las paredes, las molduras, enchufes eléctricos, las esquinas de los techos donde se encuentra con el techo y los marcos de las ventanas. Pega la cinta a lo largo de las orillas, así cuando estés pintando las paredes, si la brocha toca estas áreas la pintura caerá en la cinta. Este paso toma algo de tiempo, pero asegúrate de hacerlo cuidadosamente ya que hará una gran diferencia entre un acabado profesional o uno descuidado.

  3. 3

    Vacía 1/3 de la lata del fijador sobre la bandeja así está lo suficientemente llena para sumergir el rodillo, pero sin que se desborde por los lados. Luego, coloca el rodillo en el fijador y hazlo rodar para que se humedezca. Asegúrate de que el rodillo esté cubierto uniformemente pero sin gotear.

  4. 4

    Cuidadosamente y con firmeza pasa el rodillo con fijador por arriba y por abajo de la pared, cubriéndola uniformemente. Vuelve a sumergir el rodillo en la bandeja cuando sea necesario.

  5. 5

    Sumerge una brocha mediana en el fijador y luego pinta las áreas que el rodillo no pudo alcanzar. Las áreas cubiertas con la cinta necesitan tocarse con la brocha para llegar a todos los ángulos y las orillas como alrededor de las puertas, el techo y el piso. Pasa la brocha firmemente alrededor de la pintura (del lado de la pared), así cuando retires la cinta, no habrá áreas sin cubrir. Deja que el fijador seque por lo menos por medio día.

  6. 6

    Llena una bandeja nueva con pintura. Utiliza un rodillo nuevo y sumérgelo dentro de la pintura y asegúrate de que no gotee. Pasa el rodillo en la pared de arriba hacia abajo, haciendo tu mejor esfuerzo para realizar capas uniformes sobre el fijador. Lleva los lados del rodillo tan cerca de la cinta como sea posible, agrega más pintura cuando sea necesario. Tendrás que poner de dos a tres capas de pintura dependiendo en la oscuridad del tono (entre más oscura sea la pintura, menos capas necesitarás).

  7. 7

    Retira con cuidado la cinta de pintor inmediatamente después de haber terminado de pintar, mientras la pintura todavía está húmeda (esto ayudará a remover la cinta más fácilmente). Deja que las paredes sequen, lo cual puede tomar de uno a dos días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles