Bonsái de romero

Escrito por charmayne smith | Traducido por yarzeth ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Bonsái de romero
Tus recortes de bonsái de romero proporcionan hierbas frescas para la cocina. (Rosemary image by studio vision1 from Fotolia.com)

La fragancia aromática del romero, su tasa de crecimiento vigoroso y tolerancia lo hacen un espécimen de bonsái excelente. Conocido por sus cualidades herbolarias, el bonsái de romero saludable proporcionará a su cuidador con una gran cantidad de hierbas de romero miniatura que pueden utilizarse fácilmente para cocinar sabroso. El árbol bonsái de romero es relativamente fácil de cuidar y sus características lo hacen una opción ideal para comenzar con entusiasmo.

Otras personas están leyendo

Medio ambiente

El bonsái de romero es un arbusto perenne que requiere luz solar directa para crecer mejor. Debería ser colocado en un lugar cálido, bien ventilado que reciba al menos de seis a ocho horas de luz solar diaria. Para prevenir que el follaje se queme con la luz solar, elige un lugar que la proporcione por las mañanas y luz solar indirecta durante la tarde y el ocaso.

Regar

A pesar de que el bonsái de romero es ligeramente tolerante a las sequías, este bonsái de crecimiento vigoroso necesita riego frecuente. Puede necesitar ser regado dos o tres veces a la semana durante la temporada de crecimiento y cada dos o tres veces al día durante los días secos y calientes de los meses de verano. El bonsái de romero es intolerante a los suelos saturados. Por lo tanto siempre deberías revisar los niveles de humedad del suelo antes de regar. Coloca tus dedos en la tierra para revisar esos niveles de humedad y riega tu bonsái de romero cuando la tierra comience a sentirse seca.

Alimentación

El bonsái de romero se beneficia con varias aplicaciones de fertilizante durante el periodo de crecimiento. Para mejores resultados, deberían ser aplicadas aproximadamente cada seis semanas, desde principios de primavera hasta la mitad del verano. Evita aplicar fertilizante a finales del verano y otoño para que los bonsái de romero tengan la oportunidad de endurecerse antes del inicio de la temporada de invierno.

Podar

El crecimiento vigoroso del bonsái de romero requiere que se le pode con regularidad para controlar la figura y mantener su salud. Remueve las ramas y tallos muertos durante principios de primavera. Recorta las ramas saludables para darle figura. Pódalo periódicamente durante la temporada de crecimiento. Puede que el interior del bonsái se vuelva denso durante esa temporada. Adelgaza las ramas interiores para incrementar la circulación del aire y la penetración de la luz a través del árbol. Esto proporcionará e incrementará el desarrollo saludable de células y reducirá el potencial de las enfermedades.

Resembrar

Es muy raro que un bonsái de romero permanezcan cómodamente en su recipiente por más de uno o dos años. En la mayoría de los casos, el bonsái de romero joven necesita un trasplante anual, mientras que el maduro puede requerir replantarse cada dos o tres años. Da una buena poda a las raíces del romero durante este proceso para quitar cualquier raíz marchita y revitaliza las puntas. Utiliza unas tijeras esterilizadas y filosas y evita quitar más de 1/3 (0,85 cm) de raíz para evitar el crecimiento doble.

Cosechar

Las hojas de romero se utilizan con frecuencia como una hierba de mejora en la cocina. El bonsái de romero ofrece a los entusiastas el acceso a hierbas frescas durante todo el año. Guarda los recortes saludables que obtengas durante la poda del bonsái. Antes de que lo pienses, tendrás un recipiente generoso de hierbas de romero fragantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles