Bromas caseras

Escrito por amy davidson | Traducido por lucia ayala
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Bromas caseras
El cepillo de dientes salado es una broma casera clásica. (toothbrush image by Nicola Gavin from Fotolia.com)

Las bromas caseras son una forma fácil y económica de jugar tretas divertidas e inofensivas a tu familia o amigos. Hay una variedad de bromas caseras que puedes hacer con cosas que puedes encontrar en tu casa. Si te encuentras en una guerra de bromas con un amigo o familiar, prueba estas simples bromas caseras.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una araña de plástico
  • Cinta métrica
  • Un cordel
  • Tijeras
  • Un marco de puerta
  • Dos tazas de arcilla marrón (sin horno)
  • Un cepillo de dientes
  • Pañuelos
  • Sal de mesa
  • Cinta adhesiva transparente
  • Una cucharada de mantequilla de maní
  • Vaselina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Araña saltona

  1. 1

    Toma una araña de plástico, puedes conseguirlas en tiendas especiales para la Noche de Brujas o tiendas de disfraces, y átale un cordel. Mide hasta la mitad el marco de la puerta con la cinta métrica y corta el cordel de ese largo.

  2. 2

    Pega firmemente un extremo del cordel en el centro de la parte de arriba del marco de tu puerta con la cinta.

  3. 3

    Pon la araña en el borde superior de tu puerta y deja la puerta levemente entreabierta. Cuando alguien intente abrirla, la araña le va a caer en la cara.

    Broma de la caca

  1. 1

    Toma un poco de arcilla marrón y dale una forma cilíndrica.

  2. 2

    Moldea el cilindro para que parezca caca. Intenta hacer un espiral con capas, retuércelo o córtalo por la mitad y pon una mitad sobre la otra.

  3. 3

    Deja la arcilla al sol por al menos dos horas para que se seque. Dependiendo del tipo de arcilla que uses puede que lleve mas tiempo. Lee las instrucciones de secado.

  4. 4

    Deja la caca falsa en un lugar donde tu víctima pueda encontrarla.

    La broma del cepillo de dientes salado

  1. 1

    Toma el cepillo de dientes de tu víctima y pásalo por agua tibia. No intentes este truco con un cepillo eléctrico caro.

  2. 2

    Pon una cantidad abundante de sal de mesa sobre un pañuelo y suavemente frótala con el cepillo de dientes. Esto va a hacer que la sal se disuelva y quede entre las cerdas del cepillo de dientes.

  3. 3

    Deja el cepillo de dientes donde estaba. Cuando tu amigo o familiar vaya a lavarse los dientes se va a sorprender con el nuevo sabor a menta salada de su pasta de dientes.

    Broma del teléfono de mantequilla de maní

  1. 1

    Pon un trozo de cinta de embalar transparente en el tubo del teléfono de la casa de tu víctima. La cinta protege el teléfono durante la broma.

  2. 2

    Unta más o menos una cucharada de mantequilla de maní sobre la cinta que protege al tubo del teléfono. Deja una capa gruesa, pero que no salga de los bordes del tubo para que la mantequilla de maní no sea visible a simple vista.

  3. 3

    Llama a tu víctima. Cuando responda el teléfono su oreja va a quedar embadurnada en mantequilla de maní.

    Mañana resbalosa

  1. 1

    Unta vaselina en la perilla del lado de adentro del cuarto de tu víctima mientras duerme.

  2. 2

    Unta más vaselina sobre objetos del baño, como el mango de un cepillo de pelo o de dientes o en el tubo de pasta de dientes.

  3. 3

    Espera a que tu familiar o amigo se despierte y disfruta su confusión cuando todo se le resbale de las manos.

Consejos y advertencias

  • Nunca hagas una broma que pueda causar daño corporal o daños severos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles