Características de las conversaciones cara a cara

Escrito por carla alejandra gonzález de pedro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Características de las conversaciones cara a cara

    Comunicarse con gente al otro lado del mundo es algo que nunca había sido tan fácil. Ya no añoramos la carta del ser querido, podemos acercarlo a través de diversas tecnologías. Pero, ¿qué pasa cuando mi hermano, en el cuarto contiguo, conversa conmigo mediante el chat?, ¿qué sucede cuando mis amigos dejan de citarse en el café y se reúnen en foros virtuales? Actualmente, las relaciones humanas parecen esconderse tras pantallas. Las tecnologías que sirven para acortar distancias, parecen alargarlas.

    Hoy en día es recurrente observar personas que, sentadas una junto a la otra, no se hablan. (Jupiterimages/PhotoObjects.net/Getty Images)

  • 1 / 10

    El acto de comunicación

    Conversar es un acto que se conforma, según nos dicen comúnmente, por un Hablante, un Oyente y un Mensaje. No obstante, el acto de comunicación no es tan sencillo como lo dice la teoría, depende de muchas variantes: de la lengua, del significado, del contexto, de los movimientos, de la mirada, del tono de la voz; todo ello forma la riqueza de la conversación que se da cara a cara entre dos o más personas.

    El acto de comunicación. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

  • 2 / 10

    El mensaje

    El mensaje es la parte central de la comunicación pues se refiere a lo dicho. Se conforma por el habla, que es la parte oral de la lengua. El mensaje se forma por palabras que tienen un significado. Saussure llamó "significante" a un concepto y "significado" a lo que ese concepto significa. Un significado puede ser: "Mamífero doméstico carnívoro de la familia de los Félidos." Mientras el significado sería: "gato". El significante, dice Saussure, puede variar según el idioma, "gato" es "chat" en francés y "cat" en inglés, pero el significado sigue siendo el mismo.

    El significante. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 10

    Variación del significado

    El significado también puede variar acorde a las circunstancias. Un gato puede referirse no sólo a un animal doméstico sino a una "herramienta que sirve para levantar grandes pesos a poca altura"; así también, puede ser una forma despectiva de nombrar a un sirviente, o un modo de nombrar a alguien muy astuto, o bien puede referirse a un juego. Si José está arreglando su auto y le pide a su esposa que le pase el gato, la esposa asumirá, gracias al contexto, que se trata de la herramienta y no de su mascota.

    Cambio de significado. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

  • 4 / 10

    El contexto

    El contexto puede depender no sólo de la variación de homónimos que tiene la palabra. Una palabra puede cambiar de significado en una cultura, e incluso en una familia o en un grupo de amigos. En Colombia llaman esperma a una vela. En Cuba y en Nicaragua es mejor no pedir una papaya, puesto que allá no es una fruta. El contexto determina además diversos factores, una palabra como "allá" dependerá completamente del contexto. O si alguien dice "mi novio", dependerá del hablante el sujeto a quien se refiere.

    El contexto determina el significado de la palabra. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 5 / 10

    El discurso

    La RAE define discurso como: "Facultad racional con que se infieren unas cosas de otras, sacándolas por consecuencia de sus principios o conociéndolas por indicios y señales". Esto quiere decir que la situación de comunicación surge a partir de un contexto que se sitúa en un determinado discurso. El discurso es aquello que se sabe sin importar si está o no dentro del mensaje, es algo que se infiere a partir de signos culturales, sociales, gramaticales, etcétera... Un discurso cotidiano está cargado de significados que superan el significado de la palabra en sí. Un ejemplo puede ser una señal hecha con las manos durante la plática.

    Las señales son también parte del discurso, pues se entienden sin necesidad de palabras. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 6 / 10

    El tono

    El tono, al referirnos al habla es, según la RAE, la "Inflexión de la voz y modo particular de decir algo, según la intención o el estado de ánimo de quien habla". El tono determina un significado que puede variar a pesar de que las palabras sean las mismas. Un tono irónico cambia completamente el significado de las palabras convirtiéndolas precisamente en lo opuesto a lo que se dice. Si alguien en tono irónico dice "me encanta este suéter" no será lo mismo que si lo dice en un tono de sorpresa.

    El tono determina siempre lo que se quiere decir. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

  • 7 / 10

    Los gestos

    Cada uno de nuestros movimientos contribuye a explicar lo que queremos decir. Si nos sentamos, nos levantamos, cruzamos los brazos, fruncimos las cejas, nos tocamos el cabello, guiñamos un ojo, u hacemos cualquier otra cosa, cada uno de estos actos determinará el sentido de la conversación y el camino que seguirá. Reír, llorar, gritar, son sentimientos que expresamos en una determinada situación y que no pueden ser imitados por caritas amarillas con diversas bocas.

    Cada uno de nuestros movimientos significa algo dentro de una conversación. (Christopher Robbins/Digital Vision/Getty Images)

  • 8 / 10

    La comunicación virtual

    Al contrario de en la comunicación cara a cara, cuando hablas con alguien a través del chat o por medio de un mensaje de celular, no cuentas con diversos factores que faciliten la comprensión del mensaje. Si alguien escribe "jajaja, qué gracioso" no puedes saber si en realidad se está riendo o si está tratando de ser irónico. Del mismo modo pueden surgir distintos tipos de incomprensión, al igual que en cualquier conversación, no obstante, un malentendido es mucho más sencillo de resolver cuando se encuentran los hablantes uno frente al otro y tienen la posibilidad de explicarse mediante gestos, señas, etcétera.

    La comunicación virtual carece de un contexto situacional lo que puede generar malentendidos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 9 / 10

    La comunicación virtual

    La comunicación por medio de las tecnologías nos ha servido para acercar a la gente que tenemos lejos, así como para conocer personas diferentes alrededor del mundo. No obstante, hay que tener en cuenta que una conversación virtual no podrá jamás equipararse a una plática cara a cara, puesto que en esta última se involucran muchos factores y situaciones que hacen que uno pueda sentir cercanía hacia la gente. Un abrazo o un beso es algo que la virtualidad, por más que se deseé, nunca se podrá igualar.

    La comunicación virtual carece de gestos, expresiones y situaciones que ayudan a acercar a las personas. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

  • 10 / 10

    La comunicación cara a cara

    Hay que aprovechar las ventajas de la tecnología pero jamás hay que sustituir lo real por lo virtual. Recordemos que los objetos están hechos para servir al hombre, debemos usarlos siempre como un medio y no como un fin. Conversar es una de las mejores maneras de conocer a la gente, de acercarse a las personas que nos interesan: siempre es importante que los padres conversen con los hijos, que los amigos hablen entre sí, que las parejas se comuniquen, y todo ello se logra por medio del lenguaje, que, como bien dicen, es lo primero que separa al hombre de los animales.

    Es importante mantener conversaciones con aquellos que nos importan, en vez de dar a nuestros hijos un videojuego durante el trayecto a casa o separarnos de la familia por medio del televisor. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

  • ¡Completo!
    Acaba de ver

    Características de las conversaciones cara a cara

    Volver a revisar

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles