Cómo hacer una carta para proponer matrimonio

Escrito por natalie smith | Traducido por maría fernanda galicia cerrilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una carta para proponer matrimonio
Una carta hará que tu momento especial sea aún más memorable. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Así que has decidido comprometerte. ¡Felicidades! Ahora tienes que decidir cómo pedirle a esa persona tan especial que se case contigo. Tienes muchas opciones, pero si escribes una carta diciendo lo que sientes, serás capaz de expresar tus sentimientos con mayor claridad, y eso es muy importante cuando te comprometes. Además, ella guardará esta carta como recuerdo de su momento especial.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lo que necesitarás

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una hoja de papel decorado. Ella probablemente guardará esta carta, por lo que una hoja de cuaderno no es la mejor opción. Selecciona un papel que se vería bien enmarcado o en un cuaderno de recortes. Compra un bolígrafo de buena calidad que se vea bien en el papel y que contenga tinta que no se desvanezca fácilmente.

  2. 2

    Comienza la carta diciéndole algo que la ponga de un humor romántico. Una idea es recordar el día en que se conocieron. Dile lo hermosa que pensaste que era entonces y explica cómo ha crecido tu amor con el tiempo. Si tienes alguna historia graciosa del momento en que se conocieron, ahora es un momento ideal para recordarlo.

  3. 3

    Dirígete a la propuesta. Dile que nunca quieres estar sin ella, y cuánto significa para ti. Si antes no estabas listo para comprometerte, explica qué ha cambiado y cómo supiste que ella era la indicada para ti. Si te estancas en esta parte, piensa en qué dirías en los votos matrimoniales. ¿Por qué quieres estar con ella? ¿Qué la hace tan especial? No tienes que ser un poeta, pero debes ser sincero y hablar desde el corazón.

  4. 4

    Cerca del final de la carta, pídele que se case contigo. Dile cómo será la vida contigo como su esposo y que estarás ahí para ella todos los días por el resto de su vida. Si te da miedo hacer promesas o tuviste una relación difícil antes, di algo gracioso; por ejemplo, "Lisa, yo sé que he tenido mis faltas y no puedo prometer que siempre seré el marido perfecto, pero sí te prometo que te amaré por siempre y todos las noches cocinaré una cena fantástica para ti".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles