Ceremonia de sepultura judía

Escrito por david coodin | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ceremonia de sepultura judía
En general, las lápidas judías no tienen ningún adorno. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La religión judía prescribe rituales específicos en relación con la muerte. Por ejemplo, el difunto debe ser enterrado en un ataúd simple de madera. La ceremonia de sepultura judía incluye la inauguración de la lápida de la persona que falleció. A diferencia de otras culturas, en las que la lápida se revela durante el funeral o poco después, las familias judías esperan un año para erigir la sepultura. La ceremonia que acompaña este momento permite que los seres queridos del difunto tengan la oportunidad de darle el último adiós y lidiar con la muerte una vez que haya disminuido el dolor inmediato ante la noticia.

Otras personas están leyendo

Propósito

La ceremonia inaugural de la lápida tiene diversos propósitos. Primero y principal, esta ceremonia indica el sitio del entierro que pueden visitar los familiares y los amigos. Además, es la oportunidad para que los seres queridos del difunto se reúnan y brinden su último adiós; en este sentido, la ceremonia les permite expresar sus emociones y atravesar un proceso de sanación psicológica. Como la mayoría de los funerales judíos se realizan unos días después del fallecimiento de la persona, la ceremonia inaugural de la lápida permite que quienes hayan estado ausentes durante el funeral puedan tener la oportunidad de ofrecer sus respetos a la familia.

Periodo de la ceremonia

La ceremonia de inauguración de la lápida se realiza un año después de la muerte, aproximadamente. Sin embargo, en sentido estricto, se puede realizar entre el final del Shiva (la semana de duelo) y el Yahrzeit (el aniversario de la muerte en el calendario judío). El periodo de la ceremonia es importante porque permite que la inscripción en la lápida se pueda escribir durante un momento de reflexión. Si bien la familia del difunto puede superar las emociones durante los días siguientes a la muerte, este periodo de espera para realizar la ceremonia permite que la familia pueda pensar con detenimiento sobre la inscripción de la lápida.

Oraciones y rituales

Durante la ceremonia, la lápida se cubre con una tela negra. El rabino o un miembro de la familia del difunto quita esta tela para inaugurar la lápida; además, el rabino y los dolientes recitan salmos. A menudo se expresan discursos panegíricos. También se recita el kaddish, oración judía para el luto. En las ceremonias más tradicionales, el kaddish se recita sólo si hay más de diez miembros de la comunidad presentes durante la inauguración de la lápida.

Ritual de las piedras

Cuando termina la ceremonia de inauguración de la lápida, los dolientes colocan pequeñas piedras sobre la tumba y alrededor de ella a medida que salen del cementerio. Esta práctica indica que esa lápida recibió visitas. El origen de este ritual es controversial: algunas personas creen que se debe a que las piedras, a diferencia de las flores, no mueren ni se vuelan; otros creen que refleja el ritual de escribir oraciones en el Muro de las lamentaciones en Jerusalén y colocarlas entre las piedras del muro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles