DESCUBRIR
×

Cómo cocinar pasta y guardarla

La pasta actúa como una base importante para platos principales y guarniciones. Viene en una gran cantidad de formas y variedades, desde los largos y delgados espaguetis hasta los moñitos. Generalmente se la compra y almacena seca, pero la pasta cocida también se puede almacenar bien durante un tiempo. Puedes cocinar pasta con antelación para una comida rápida más adelante en la semana o guardar lo que te sobró para disfrutar otro día. La pasta cocida se guarda mejor cuando se la cocina y prepara adecuadamente para almacenarla.

Instrucciones

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images
  1. Llena una olla grande con agua. Usa 5 cuartos (4,7 l) de agua por cada libra (0,45 kg) de pasta seca.

  2. Haz hervir el agua con la hornalla en posición media. Sumerge la pasta en el agua hirviendo.

  3. Lleva el agua a un máximo hervor. Revuelve constantemente la pasta con una cuchara para que no se pegue.

  4. Hierve la pasta de acuerdo a las instrucciones del envase, o hasta que esté al dente. La pasta al dente es levemente blandengue pero no demasiado blanda ni dura en el centro.

  5. Cuela la pasta en un colador. Enjuaga con agua fría hasta que la pasta alcance la temperatura ambiente.

  6. Coloca la pasta en un recipiente para conservas. Agrégale aceite vegetal a la pasta y agita para que la cubra. Usa una cucharadita por cada libra de pasta. El aceite evita que la pasta se pegue entre sí durante el guardado.

  7. Cierra herméticamente el frasco. Almacena la pasta cocida en el refrigerador hasta un período de tres días.

Consejos

  • Los tiempos de cocción varían según el tipo de pasta y su forma. Consulta el envase para saber los tiempos exactos de cocción.

Necesitarás

  • Olla
  • Pasta
  • Cuchara
  • Aceite vegetal
  • Frasco contenedor