Hogar

Cómo colocar baldosas en forma diagonal

Escrito por michael straessle | Traducido por mariana nonino
Cómo colocar baldosas en forma diagonal

Aprende cómo colocar las baldosas en forma diagonal.

Así como hay algunas opciones disponibles en el momento de la colocación perpendicular de azulejos en las paredes de una habitación, también hay algunas opciones disponibles para la colocación en diagonal. La clave para el diseño de un piso de baldosas en diagonal es la etapa de planificación. Una vez que sepas las dimensiones de la pieza que deseas utilizar, toma un papel cuadriculado y dibuja el plan deseado.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Baldosas de cerámica
  • Madera de 1 por 2 por 48 pulgadas (2,5 x 5 x 122 cm)
  • Taladro de velocidad variable
  • Tornillos para pared de yeso de 1 ½ pulgadas (1,2 cm)
  • Espaciadores
  • Sierra para baldosas
  • Lápiz de cera
  • Mortero delgado
  • Mortero con llana
  • Lechada
  • Lechada con llana
  • Sellador de lechada con aplicador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Localiza el centro de la habitación midiendo y marcando el punto medio entre las cuatro paredes, de a dos a la vez. Es importante que seas tan exacto como puedas. Una vez que hayas marcado el centro, tendrás que medir la distancia desde la pared hasta el punto central de otro punto en la pared. Por ejemplo, si la medida del punto central es de 78 pulgadas, mueve la cinta unos pocos metros más y haz otra marca en 78 pulgadas. El objetivo es contar con dos marcas para trazar una línea.

  2. 2

    Mide la distancia de una esquina de la baldosa hacia la otra esquina, en diagonal. Haz una marca en el punto central y la línea. Por ejemplo, si la baldosa tiene 12 pulgadas de esquina a esquina, la medida desde el punto central será de seis pulgadas en una sola dirección en la línea y de otras seis pulgadas en la otra dirección.

  3. 3

    Coloca las esquinas de la baldosa sobre las marcas del paso 2. Dibuja el contorno de la baldosa en el suelo. A continuación, si el suelo es de madera, apoya la madera de 1 por 2 por 48 pulgadas en cualquiera de las cuatro líneas que representan el mosaico. Fija al suelo con tornillos para pared de yeso. Este es tu borde de partida, ya que te ayudará a mantener una línea recta mientras estás colocando las primeras baldosas.

  4. 4

    Mezcla el mortero fino de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Aplica suficiente mortero fino para poner cuatro baldosas con la llana de mortero. Coloca las baldosas sobre el mortero apoyado en la madera de uno por dos, dejando los separadores entre las baldosas. Una vez que llegues al final de la madera, comienza una segunda fila junto a la primera. Coloca tantas baldosas como la madera de uno x dos te lo permita. Deja este conjunto de baldosas que se seque durante la noche y comienza en la dirección opuesta al día siguiente.

  5. 5

    Corta las piezas finales midiendo su tamaño y forma y marcándolo en la baldosa con un lápiz de cera. Haz los cortes precisos con la sierra. Una vez que la pieza se corte y se establezca, deja que el mortero fino se seque durante la noche antes de aplicar la lechada.

  6. 6

    Retira los espaciadores y limpia las líneas de la lechada, si es necesario. Mezcla la lechada según las instrucciones del fabricante. Aplica la lechada con la llana de mortero haciendo un movimiento cruzado. Esto obligará a la lechada a que entre en las ranuras de las baldosas. Usa una esponja y un cubo con agua para limpiar el exceso de lechada. Escurre la esponja con frecuencia. Un residuo se mostrará como una niebla blanca después de unos minutos. Pule el piso con un paño suave.

  7. 7

    Deja que la lechada se seque por 72 horas. Aplica un sellador de lechada con el aplicador. Trata de no colocar el sellador en el azulejo, ya que afectará el brillo de la baldosa.

Consejos y advertencias

  • Siempre usa anteojos de seguridad.
  • Corta la baldosa con la sierra muy lentamente para evitar que se astille.
  • Estos principios funcionan para cualquier tamaño o tipo de baldosa.
  • No toques los bordes recién cortadas con los dedos para evitar cortes.
  • No prepares más mortero o lechada de lo que puedas usar antes de que se seque.
  • No respires el polvo del corte de la baldosa.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media