Cómo colocar azulejo en el piso para mejorar la casa

Escrito por desdemona delacroix | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo colocar azulejo en el piso para mejorar la casa
Renovar los pisos puede dar una apariencia fresca, moderna. (David Sacks/Lifesize/Getty Images)

Una de las mejores formas de aumentar el valor y la apariencia de tu hogar es invirtiendo en pisos nuevos. Y si estás buscando un toque moderno, entonces el azulejo es realmente el camino a seguir. Los pisos de azulejo pueden ser una hermosa forma de remodelar tu hogar. Los hay en varias formas, colores y materiales para elegir. Si estás listo para hacer frente a la tarea de remodelar los pisos, bien valdrá la pena el esfuerzo una vez que hayas terminado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Marcador de tiza
  • Lápiz
  • Azulejo
  • Pegamento para azulejos
  • Llana dentada
  • Cúter
  • Espaciadores de azulejos
  • Azulejos
  • Enlechado
  • Mazo de goma
  • Cubetas
  • Trapo
  • Esponja
  • Materiales adicionales para subsuelos de madera:
  • Placas de cemento
  • Tornillos para placas de cemento
  • Taladro eléctrico
  • Cinta de malla de fibra de vidrio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación del piso

  1. 1

    Limpia el piso a fondo. Si el piso es de cemento, límpialo con agua y déjalo secar. Si es de madera, bárrelo y aspíralo muy bien. Raspa la pintura u otras sustancias pegadas al piso lo mejor que puedas.

  2. 2

    Instala placas con base de cemento en subsuelos de madera. Coloca las placas a ⅛ de pulgada (0,31 mm) entre cada hoja y a 1/4 de pulgada (0,63 mm) entre las hojas y las paredes. Usa un lápiz para marcar el lugar donde se encuentran las vigas en el piso. Utiliza un taladro eléctrico para introducir los tornillos a las placas a una distancia de 6 pulgadas (15 cm) a lo largo de las vigas en el piso. Luego atornilla las placas dejando una distancia de 4 pulgadas (10 cm) a lo largo de los bordes de las placas de cemento. Por último, coloca la cinta de malla de fibra de vidrio en los bordes donde las placas de cemento se unen.

  3. 3

    Utiliza un marcador de tiza para encontrar el centro de la habitación. Marca una línea desde un extremo de la habitación al otro, luego marca otra línea perpendicular a la primera línea. Las dos líneas deben formar una cruz, en el cruce de ambas se encuentra el centro.

    Colocación del azulejo

  1. 1

    Comienza en la marca que indica el centro. Coloca los azulejos a lo largo de una de las líneas que marcaste con la tiza, alejándote del centro y colocando espaciadores entre cada uno. Una vez que llegues a la pared, vuelve al centro y coloca el siguiente azulejo siguiendo la línea perpendicular de manera que formes una "L". Utiliza estas dos líneas de azulejos como referencia para alinear las demás piezas.

  2. 2

    Abre la cubeta de pegamento. Levanta los azulejos de uno en uno y aplica pegamento en la parte dentada del azulejo. Aplica suficiente pegamento como para que salga a los lados cuando lo coloques hacia abajo. Utiliza la espátula para raspar el sobrante una vez que la pieza esté en su lugar.

  3. 3

    Rellena el espacio entre las dos líneas del azulejo. Continúa trabajando desde el centro, aplica pegamento con la espátula dentada. Ordena los azulejos de manera uniforme, procurando no colocar más de dos o tres a la vez. Usa los espaciadores. Haz esto hasta que hayas cubierto una cuarta parte del piso de la habitación. A continuación, regresa al centro y trabaja hacia las paredes, terminando las otras tres cuartas partes de la misma manera.

  4. 4

    Deja que el pegamento se seque al menos durante 24 horas. No camines sobre los azulejos durante ese tiempo.

    El enlechado

  1. 1

    Mezcla agua y la enlechada en una cubeta siguiendo las instrucciones. Omite este paso si cuentas con la mezcla ya preparada.

  2. 2

    Quita los espaciadores de entre los azulejos en el piso. Aspira el piso y usa una espátula para raspar el pegamento sobrante que quedó fuera.

  3. 3

    Vierte una pequeña cantidad de enlechado directamente sobre los azulejos en una esquina de la habitación. No intentes enlechar más de 2 pies (61 cm) cuadrados por vez. Usa la llana dentada en un ángulo de 45 grados para extender la lechada en los azulejos y meterla en los espacios vacíos. Trabaja desde el centro de la habitación.

  4. 4

    Detén la lechada cuando hayas completado de 6 a 7 pies (1,80 a 2 m) cuadrados. Cubre la cubeta que contiene la mezcla con una toalla húmeda. Deja que la lechada en el piso se seque durante aproximadamente 15 minutos.

  5. 5

    Usa una cubeta con agua limpia y una esponja húmeda para limpiar la lechada de los azulejos. Con la esponja presiona hacia abajo para que la mezcla entre en las ranuras de los azulejos, pero ten cuidado de no sacarla o de ensuciarla. Una vez que la superficie de los azulejos quede limpia, comienza con la siguiente sección del piso. Continúa hasta que termines todo el piso.

  6. 6

    Deja que la lechada se seque según las instrucciones. No arrastres nada sobre el piso hasta que el enlechado se haya secado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles