Componentes de buena disciplina en la clase

Escrito por ann wolters | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Componentes de buena disciplina en la clase
Buena disciplina en clase. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

La buena disciplina, un componente integral de gestión de éxito de la clase, crea más interés a los estudiantes y a los profesores por igual. El objetivo de la disciplina buena en el aula es que los alumnos asuman la responsabilidad por sus propias acciones. La disciplina adecuada en el aula promueve un ambiente de aprendizaje positivo y de apoyo. Los niños prosperan en un aula con estructura ordenada, y esto fomenta los resultados del aprendizaje positivo.

Otras personas están leyendo

El problema

Cuando los estudiantes se portan mal, podrían tratar de obtener atención o poder, vengarse o evitar el fracaso. En promedio, los profesores pueden perder hasta un 50 % de su tiempo de enseñanza debido a la conducta fuera de la tarea o perjudicial del estudiante, según el profesor McNair de la Universidad de Miami Dade (Miami Dade College Professor McNair). En su mayoría, la mala conducta del estudiante consiste en hablar a los demás, ser destituido o generalmente cometer errores, con acciones como hacer ruido o soñar despierto. Éstos pueden parecer problemas menores, pero pueden sumar una gran cantidad de pérdida de tiempo.

Disciplina preventiva

Las estrategias proactivas de un maestro pueden ir de una manera larga para mantener una buena disciplina. Los maestros que son buenos en disciplina saben lo que está sucediendo en todas las partes del aula en todo momento. Han establecido claramente rutinas y procedimientos en el aula, que proporcionan la estructura y orden en el aula. El orden se establece también con lecciones planificadas que involucran a los estudiantes y les hacen participar en el proceso de aprendizaje. Las lecciones tienen buen impulso, lo que ayuda a mantener a los estudiantes en el camino. El profesor modela respeto y cortesía, al tiempo que trabaja para reforzar la buena conducta con consecuencias agradables.

Disciplina de apoyo

La disciplina de apoyo ayuda a mantener a los estudiantes en la tarea. Comienza cuando los estudiantes marcan el camino del mal comportamiento. Refuerza la responsabilidad y autocontrol con un maestro sacudiendo de cabeza, señalando, con comentarios positivos, proximidad física o humor. Otras tácticas útiles pueden incluir dar consejos, pistas o sugerencias para las tareas que resultan difíciles o reestructurar la actividad. A veces los juguetes u objetos que distraen deben ser eliminados de la escena. Podrías plantear una pregunta alegre o un desafío como "¿Puedes hacer cinco más ahora?". La disciplina de apoyo puede ser sutil y sólo el estudiante involucrado podría saber que ha tenido lugar.

Disciplina correctiva

Incluso con la mejor disciplina preventiva y de apoyo, las medidas correctivas serán necesarias de vez en cuando. Cuando tiene lugar la mala conducta, el profesor debe intervenir inmediatamente para detener el comportamiento incorrecto y redirigir los a estudiantes. Los estudiantes deben comprender que una elección de portarse mal resulta en ciertas consecuencias. Los maestros deben ser coherentes en su seguimiento. En algunos casos ayuda hablar con un estudiante en privado sobre el problema y preguntar cómo puedes ayudar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles