Cómo tener control en el salón de clases

10
Ha sido de ayuda

Un profesor debe mantener el control de un salón de clases para proporcionar un ambiente de aprendizaje adecuado para todos los estudiantes. Un estudiante ruidoso puede interrumpir la concentración de todo el grupo. Los profesores deben educar a sus alumnos para que tengan un comportamiento aceptable y demostrar su coherencia cuando las reglas son violadas en el aula. El comportamiento disruptivo puede ocurrir en cualquier momento durante la clase, por lo que los profesores deben mantener un ojo vigilante sobre sus alumnos para corregir ese comportamiento.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Otras personas están leyendo

Paso 1

Coloca letreros de las reglas del salón en toda la habitación. Haz cumplir las normas de clase desde el primer día de clases.

Paso 2

Saluda a tus estudiantes individualmente a medida que ingresan a la clase. Si los estudiantes entran en el salón de clases demasiado ruidosos, pide que salgan y vuelvan a entrar en silencio. Esto establecerá la expectativa de un aula ordenada a tus estudiantes.

Paso 3

Comienza cada día de clase con una asignación rápida para ser completada dentro de los primeros minutos de clase. Por ejemplo, escribe una pregunta en la pizarra y pide a los estudiantes que preparen sus respuestas en una hoja de papel de cuaderno.

Paso 4

Direcciona el comportamiento negativo de inmediato. El comportamiento disruptivo puede salirse de control rápidamente.

Paso 5

Retira un estudiante indisciplinado del grupo en una esquina del salón de clases. Habla en voz baja y pídele que corrija su comportamiento. Informa las consecuencias si su comportamiento continúa.

Paso 6

Asigna una detención al estudiante o envíalo a la oficina del director, si se niega a corregir su comportamiento.

Paso 7

Sé constante y sigue adelante con las amenazas de detención o la referencia a la oficina del director. La inconsistencia envía el mensaje equivocado a los estudiantes.

Paso 8

Incorpora un animado debate y haz preguntas a los estudiantes sobre el material que estás enseñando. Los estudiantes que están comprometidos y ocupados tienen menos probabilidades de ser perjudiciales o contraproducentes.

Consejos y advertencias

  • Habla lo suficientemente alto para que todos los estudiantes puedan escuchar, pero no grites. No avergüences públicamente a un estudiante. Pide ayuda a un maestro cercano o miembro del personal en una situación extrema.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente