Consejo para cita a ciegas

Escrito por michael dance | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejo para cita a ciegas
Una cita a ciegas pueden ser muy divertida. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Salir en una cita a ciegas, especialmente la primera vez, puede ser una experiencia muy difícil. "¿será incómoda?", "¿qué pasa si mi cita es fea?", "¿qué pasa si mi cita piensa que soy feo?", "¿qué pasa si nos quedamos sin cosas que decir?". Pero piénsalo de esta forma: nadie sale en una cita a ciegas esperando que sea desastrosa. Ambos quieren pasar un buen rato. Si estás bien preparado y relajado, las probabilidades son que te diviertas.

Otras personas están leyendo

Preparación

Las primeras impresiones, al igual que en las entrevistas de trabajo, son extremadamente importantes. La mayoría de las personas tienen ansiedad sobre las citas a ciegas simplemente porque la otra persona es una carta salvaje completamente; una vez que se vean, el miedo a lo desconocido desaparece. Así que asegúrate de que cuando tu cita te vea, estés bien presentable. Esto significa vestir realmente bien y asegurarte de no tener mal olor corporal o mal aliento.

También, cuídate. Reúnanse en un lugar público y asegúrate de que un amigo o un miembro de la familia sepa con quién vas a salir de antemano. Si quieres, también puedes planear que un amigo te llame en cierto momento, para darte una "salida" si la cita resulta ser un desastre.

No vayan a cenar

Salir a comer es lo que la mayoría de las personas piensan inmediatamente cuando piensan en una "cita a ciegas", pero esto es problemático por numerosas razones. Si no estás a gusto, estás atascado ahí durante la cena completa. Los hombres están de hecho obligados a ofrecerse a pagar la cuenta, que puede ser bastante cara. Y después están todas las ansiedades añadidas que una cena trae: "¿qué pasa si habló con la boca llena?", "¿qué sucede si la comida no me cae bien?", "¿qué pasa si hay algo en mis dientes?".

Tampoco vayan al cine. Se supone que se van a conocer, ¿lo recuerdas? Trata de ir a un lugar más único: una galería de arte, un museo, un concierto en un parque o incluso un lindo lugar para caminar. Es menos caro, es más fácil irte antes si la cita no sale bien y tendrás más tiempo para hablar porque no estarán sentados en un lugar observando a la otra persona. Si ambos deciden ir por un café o un postre, vayan por él. Pero una palabra de advertencia: asegúrate de que tu cita sepa el plan de antemano para que pueda planear sus comidas de acuerdo con ello.

Durante la cita

Durante tu cita, sé cortés, no seas un haragán y, por favor, configura tu teléfono en vibración. Aún más importante, sé tú mismo. Eso no significa aparecer con ropa deportiva. No significa hablar sobre todas tus relaciones pasadas. Significa, con mayor precisión, ser la mejor versión de optimismo que pueda ser.

No te pases la noche completa preguntando si tu cita es "el indicado" o preocupándote porque podría no ser material para cónyuge. Relaja tu cerebro y recuerda que sólo está ahí para pasar una placentera noche. Incluso aunque no salga perfecto, estarás pasando un tiempo más interesante que si estuvieras en casa.

Finalmente, al final de la cita, trata de ser honesto sobre los prospectos con la otra persona: declinar con tu cita no es sencillo, pero es mejor que no regresar las llamadas después. Al mismo tiempo, a menos de que la cita sea un desastre total, darle otra oportunidad. Las segundas citas frecuentemente se disfrutan mucho más porque ambas personas saben que esperar y están un poco más cómodas entre ellos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles