Consejos para restaurar el daño químico en las canillas cromadas

Escrito por brenton shields | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Consejos para restaurar el daño químico en las canillas cromadas
Las canillas cromadas añaden estilo y elegancia a tu fregadero y deben mantenerse limpias. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Las canillas cromadas son un añadido atractivo a cualquier cocina o baño, pero sólo si retienen su brillo. Con el tiempo, pueden volverse susceptibles al daño químico, como el de los minerales en el agua corriente, y necesitan limpiarse. Existen varios consejos y trucos que puedes usar para revertir los daños químicos y devolver a tus canillas cromadas su condición ideal.

Otras personas están leyendo

Básicos del daño químico

El daño químico es cualquier daño a la canilla provocado por una reacción química. El daño más común en el cromo es la oxidación. El agua corriente está cargada con altas concentraciones de hierro que oxidan el material, causando que se torne marrón o verde-rojizo. Esto arruina el atractivo estético y puede ser muy difícil de remover. El daño químico también puede resultar de la utilización de limpiadores que contengan ácidos hidroflórico, oxálico y otros tipos, lo cual resulta en unas manchas de color verde-lechoso.

Agua y jabón

Agua y jabón simple es normalmente suficiente para limpiar la mayoría de las manchas de las canillas cromadas, ya que el jabón no contiene ningún tipo de ácido. El detergente lavavajillas es tu mejor apuesta, pero intenta evitar los limpiadores abrasivos como los detergentes en polvo. Verifica la lista de ingredientes del envase del limpiador para asegurarte que no contenga ácidos, y limpia tu canilla con un trapo húmedo y tibio. Las manchas lechosas que resultan de la corrosión ácidas deben removerse en segundos.

Papel de aluminio

El método del papel de aluminio se usa en todo tipo de objetos de cobre para remover los óxidos de forma segura. La lana de acero también puede usarse para quitar los óxidos, pero puede rayar el cromo y dejar polvo químico como residuo. Limpia tus canillas cromadas con una hoja húmeda de papel de aluminio. Ésto te ayudará a remover los óxidos limpiamente sin el riesgo de rayar tu elegante canilla. Enjuaga cuando termines.

Vinagre

El vinagre es ácido, pero no tanto como para dañar el cromo, de modo que es en general seguro usarlo como agente de limpieza y brillo. Usa toallas de papel humedecidas con vinagre blanco para remover cualquier tipo de óxido y manchas químicas de tus canillas de cobre. Deja que la toalla de papel repose sobre la mancha por algunos minutos, mientras éstas desaparecen y se aflojan gradualmente de la superficie. Enjuaga y remueve cualquier traza de vinagre luego de terminar de limpiar, para evitar que éste no cause ninguna mancha inadvertida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles