Cómo construir una cascada sinfín con instrucciones fáciles para hacerla tú mismo

Escrito por melanie l. marten | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo construir una cascada sinfín con instrucciones fáciles para hacerla tú mismo
(waterfall image by jimcox40 from Fotolia.com)

Estas fáciles Instrucciones para hacerlo tú mismo pueden ayudarte a construir una cascada sinfín para el diseño de tu jardín. En lugar del lío de hacer un gran estanque, considera hacer una cascada que se vea y se oiga fabulosa sin ningún estanque. Estas cascadas fáciles de armar con los correctos materiales pueden construirse en cualquier tamaño y estilo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bañera de almacenamiento o contenedor
  • Una pala
  • Rocas
  • Bloques de hormigón
  • Una bomba sumergible para extracción de agua
  • Mangueras
  • Espuma negra de estanque
  • Trozo de revestimiento de estanque flexible
  • Malla de alambre resistente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cava un agujero en el suelo del mismo tamaño y forma que el contenedor que has elegido para tu cascada. Apila la tierra que remuevas del agujero al costado del contenedor donde deseas armar la cascada. Apisona firmemente.

  2. 2

    Ubica el contenedor en el agujero y rellena alrededor con la tierra que has removido. Deja que sobresalga 2 o 3 pulgadas (5,08 cm o 7,62 cm) del piso para prevenir que la tierra caiga dentro y además para dejar lugar para poner las rocas más adelante.

  3. 3

    Apoya un trozo de revestimiento de estanque flexible sobre el montículo de tierra, presionándolo en el medio como se desee para crear un estanco por donde fluya el curso de agua, el cual puede ser serpenteando, escalonado o de un diseño más vertical.

  4. 4

    Soporta los lados de la pila de la cascada con grandes rocas empujándolas en la tierra. Agrega rocas adicionales a la parte de arriba y a los costados de la estructura, incluyendo algunas que sostengan el revestimiento de estanque en su lugar. Rellena los huecos con espuma negra de estanque o une las rocas con sellador de silicona para crear una estructura más firme.

  5. 5

    Ubica bloques de hormigón o rocas grandes en el contenedor que has instalado en el suelo. Deja un lugar para la bomba sumergible. Estos bloques deberían alcanzar la parte superior del contenedor y van a soportar las rocas una vez que la cascada esté completa.

  6. 6

    Posiciona la bomba de estanque sumergible en el contenedor de modo tal que resulte accesible si hay que hacerle mantenimiento. Une la salida de la manguera y saca la manguera fuera del contenedor y por arriba de la estructura de la cascada. Apunta el extremo de la manguera en forma horizontal para que el agua caiga por la cascada correctamente. Sostenla en su lugar con una piedra plana.

  7. 7

    Apoya un trozo de malla de alambre resistente sobre el contenedor y los bloques de hormigón al final de la cascada. Cubre esto con rocas de distintos tamaños para crear un aspecto más natural. El agua caerá por la cascada y se deslizará entre las rocas a la reserva hundida, dando la impresión de que desaparece en el suelo.

  8. 8

    Diseña el jardín alrededor de la cascada con distintos tamaños de rocas limpias y plantas trepadoras que disfrutan la humedad. Las plantas marginales y las que cubren el piso como las lágrimas de bebe y varios tipo de musgos lucen atractivos en una cascada sinfín.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles