Hogar

Cómo construir una ducha con baldosas de cerámica

Escrito por dale devries | Traducido por ehow contributor
Cómo construir una ducha con baldosas de cerámica

Sergejs Razvodovskis

La construcción de una ducha con baldosas de cerámica no es un proyecto difícil; sólo se necesita una semana de tiempo y mucha paciencia. El tener una planificación de todas las actividades y todas las herramientas y materiales que necesitas, hará que el proyecto se desarrolle mucho más fácilmente. La construcción del plato para ducha es la parte más difícil, pero puedes comprar una ya hecha si no te gusta trabajar con el cemento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Madera contrachapada
  • Listones de madera de 2 x 4
  • Listones de madera de 2 x 10
  • Manto impermeabilizante
  • Malla metálica
  • Revoque premezclado en polvo
  • Revestimiento para bandejas de ducha
  • Una navaja
  • Paneles de cemento
  • Una cinta para tapar juntas
  • Tornillos para cementos
  • Una sierra
  • Una sierra de perforación
  • Pegamento
  • Baldosas de cerámica
  • Espaciadores de baldosas
  • Un alicate para cortar baldosas
  • Lechada epóxy para baldosas
  • Un destornillador eléctrico
  • Una espátula
  • Un cubo
  • Esponjas
  • Lechada de flotación
  • Un nivel
  • Una sierra de corte en húmedo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la superficie donde va la nueva ducha. Haz lo mismo con el agujero de drenaje. Corta la madera contrachapada de ¾ de pulgada con esas dimensiones y además corta el orificio de drenaje en la lámina. Suponiendo que hayas quitado la bañera o ducha existentes en esa área, clava la lámina de madera a las vigas del piso.

  2. 2

    Corta piezas de los listones de 2 x 10 para que quepan entre las vigas en las paredes en tres lados de la ducha. Clávalas en su lugar entre las vigas. Puedes hacer esto clavando dos pequeñas piezas de madera dentro de cada una de las vigas lo suficientemente espaciadas como para que, cuando claves los listones, queden al mismo nivel de las vigas.

  3. 3

    Construye un brocal. Si en ese lugar había una bañera, muy probablemente tendrás que construir uno para evitar que el agua se salga de la ducha. Clava tres listones de 2 x 4 uno encima del otro. Colocándolos horizontalmente, con el lado de 4 pulgadas como el ancho y el de 2 como la altura, ponlos de un extremo al otro de la ducha.

  4. 4

    Mide y corta el manto impermeabilizante para cubrir el piso de la ducha (no olvides recortar el agujero de drenaje). Coloca encima una malla metálica para fijar el revoque premezclado en polvo. Con una engrapadora, fija ambos materiales en su lugar. Instala el reborde inferior del orificio de drenaje.

  5. 5

    Mezcla el revoque premezclado en polvo para instalar la losa en el plato para la ducha. Puedes agregar a la mezcla un aditivo de látex, de manera que sea más compacto, pero no es necesario. Coloca el revoque con una cuchara de albañilería en el piso de la ducha extendiéndolo hacia las paredes. Debería quedar con un espesor de 1 1/2 pulgadas en las paredes a 3/8 de pulgadas en el drenaje para crear la pendiente. Apisónalo con una llana y luego usa un pedazo del listón de 2 x 4 para aplanarlo. Deja que se seque durante la noche.

  6. 6

    Instala el revestimiento en el plato. Colócalo sobre la ducha y tiéndelo hasta que vaya por encima de los listones de 2 x 10 y del brocal. Engrápalo sólo en los niveles más altos de estos últimos. El sobrante lo puedes cortar con una navaja. Busca con el tacto la brida del drenaje y corta el revestimiento a su alrededor con mucho cuidado. Saca la brida y recorta el área donde están los agujeros de desagüe. Aplica un sellador entre el revestimiento y la brida, teniendo cuidado de no tapar los agujeros de desagüe, y vuelve a colocarla.

  7. 7

    Instala los paneles de cemento en las paredes de la ducha. Usa una sierra de perforación para recortar el agujero del tubo de la ducha y su llave. Usa tornillos para cemento para atornillar los paneles de cemento en las vigas. Deja un pequeño espacio entre los paneles de cemento y el revestimiento para evitar que el agua moje el tablero.

  8. 8

    Extiende la malla metálica sobre el brocal y engrápalo en la parte exterior. Mezcla cemento para el piso de la ducha. Coloca los espaciadores de las baldosas alrededor del drenaje para evitar que el cemento lo tape. Pon la parte superior del conjunto de desagüe. Coloca el cemento en el piso de la ducha con un espesor de 1 1/4 de pulgada. Esto mantendrá la pendiente si mantienes el espesor uniforme. Comienza a lo largo de las paredes y usando un nivel, avanza en dirección al drenaje. Asegúrate de dejar suficiente espacio para la baldosa y el pegamento en la parte superior del desagüe. Aprieta el cemento contra la malla metálica del brocal para que mantenga una forma adecuada. Ahora aplica el cemento al brocal. Usa un listón de 2 x 4 y el nivel para asegurarte de que el mismo esté a un mismo nivel a todo lo largo. Deja que la bandeja se seque durante 48 horas antes de pasar a las paredes de la ducha.

  1. 1

    Aplica cinta y pegamento en las juntas de los paneles de cemento. Mezcla un poco de pegamento. Usa una cubeta y agua caliente y humedece la parte inferior de los paneles. Utiliza un nivel de láser y dibuja una línea recta a lo largo de las paredes para usarlo como guía para las baldosas. Con una llana dentada, coloca algo de pegamento en la parte inferior de una de las paredes y empieza a instalar las baldosas. Quita la primera baldosa que hayas pegado para asegurarte de que el pegamento cubre la mayor parte de ella. Si no, debes usar una cantidad mayor, pero si se sale a través de los huecos, estás usando demasiado. Emplea pequeños espaciadores para mantener las baldosas separadas uniformemente. Deja que la fila inferior se seque durante 24 horas. Esto ayudará a mantener las filas rectas más adelante.

  2. 2

    Haz más pegamento y continúa trabajando hacia arriba de la ducha. Al llegar a la parte superior, utiliza las baldosas para bordes, las que tienen un borde redondeado en la parte superior. Lo más fácil es cortar las baldosas con una sierra de agua, pero para las piezas que van alrededor de las griferías debes utilizar unos alicates para cortar baldosas. Trabaja con mucho cuidado estos cortes, ya que las baldosas se rompen con mucha facilidad.

  3. 3

    Instala baldosas en el piso y el brocal. Repite el mismo proceso en estas dos áreas. Utiliza las baldosas de borde redondeado para los bordes superiores del brocal. Deja que las baldosas se sequen durante 48 horas. Retira los espaciadores.

  4. 4

    Aplica una lechada a las baldosas. Usa una lechada epoxi para la ducha, ya que es mucho más resistente al agua y a las manchas que la lechada tipo revoque. Puedes encontrarla premezclada y en varios colores. Aplícala con una llana e introdúcela en las brechas. Como te será un poco difícil de trabajar, vas a tener que utilizar un poco de algún lubricante. Una vez que hayas completado una pequeña sección, limpia el exceso con una esponja húmeda. Sigue trabajando por secciones pequeñas hasta que hayas completado el proyecto. Permite que la lechada seque durante 48 horas.

  5. 5

    Aplica sellador de lechada. Puedes conseguir un sellador líquido que apliques con una esponja. Sella toda la ducha y deja que se seque durante una hora. Repite. Ahora puedes instalar la grifería de nuevo y ya tienes una nueva ducha.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media