Cómo controlar el olor de la caja de arena del gato

Escrito por ehow contributor | Traducido por frances criquet
Cómo controlar el olor de la caja de arena del gato

Ten un gato en casa sin el olor.

cat image by Raja stills from Fotolia.com

Los gatitos son criaturas adorables, pero sus hábitos de higiene pueden dejar mucho que desear. Aquí tienes unos consejos importantes para tener una caja de arena o aserrín de gato en tu hogar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una caja de arena para gatos
  • Piedritas sanitarias para caja de gato
  • Pala
  • Bicarbonato de sodio o polvo para controlar olores

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina el mejor lugar del hogar para la caja del gato. Los lavaderos o entradas a menudo funcionan bien, pero ten cuidado al colocar la caja en un espacio reducido. Confinar el olor a zonas pequeñas puede ser peor. Mantén la caja escondida. Tus gatos apreciarán la privacidad y tus invitados preferirán no tener una caja de gato a la vista.

  2. 2

    Adquiere piedritas en vez de arena o aserrín: es lo más efectivo para controlar el olor. Compra bicarbonato de sodio o polvo para controlar el olor de la caja del gato. Estos productos son muy accesibles. También puedes comprar una tapa, ayudan a contener el olor, pero su efecto es mínimo.

  3. 3

    Rocía la caja vacía con un desinfectante suave o lejía en aerosol. El aerosol de lejía debe contener 2 por ciento de lejía. Cuando se seque, añade una pequeña cantidad de piedritas a la caja. Por encima de la fina capa de piedritas, espolvorea una delgada capa de bicarbonato de sodio o polvo anti olor. Entonces añade otra capa de piedritas. Termina con otra capa de bicarbonato. Asegúrate que la cantidad total de piedritas esté por debajo de la mitad de la caja. Cuando el gato usa la caja, su método natural de cubrir sus desechos esparcirá el bicarbonato y ayudará a eliminar el olor. ¡Tu gato te estará ayudando a controlar el olor!

  4. 4

    Recoge la suciedad del gato y ponla en una bolsa inmediatamente después que haya utilizado la caja. Si no puedes vigilarlo todo el día, elige un horario para revisar la caja regularmente. Si tienes muchos gatos, esto puede ser más difícil; sin embargo, recoger es una parte importante del proceso. Dejar la suciedad durante largos períodos en la caja es lo que contribuye al mal olor.

  5. 5

    Ten fósforos en un lugar seguro cerca de la caja del gato. Una vez que has recogido, enciende un fósforo y sóplalo. La combinación del humo y el bicarbonato ayudará a controlar los olores cáusticos a corto plazo y el olor rancio de larga duración.

  6. 6

    Añade unas pocas tazas de piedritas nuevas a la caja una vez que has quitado los montones principales. Como no colocaste una gran cantidad para comenzar (Mira el paso tres) será fácil agregar material sin rebalsar la caja. Cambia toda la arena o piedritas una vez por semana.

Consejos y advertencias

  • En vez de llenar completamente la caja del gato, comienza con una pequeña cantidad y añade nuevo material cada día. Esto reduce el olor y es más económico.
  • Evita las arenas para gato que se jactan de utilizar cristales. Esto en general no es efectivo y es mucho más desordenado.
  • Trata de evitar utilizar esencias y fragancias. Las velas, aerosoles y geles solamente cubrirán el olor temporalmente y no harán nada para eliminarlo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media