Cómo cosechar una parra de uvas desde una semilla

Escrito por piper li | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cosechar una parra de uvas desde una semilla
Los viñedos comerciales producen grandes cantidades de uvas sembrando estacas o injertos. (Image Source/Digital Vision/Getty Images)

Los viñedos comerciales producen grandes cantidades de uvas sembrando estacas o injertos. Estos injertos dan nuevos frutos con carecterísticas muy similares a las parras originales. Si bien es cierto que cultivar uvas desde parras constituye el mejor método para obtener frutos de calidad, también es posible hacerlo por medio de semillas. Estas semillas no producen plantas iguales a las parras originales, pero son un método interesante y divertido para cosechar uvas. Las semillas de uva requieren de un cuidado especial y mucha paciencia debido a su criterio preciso y a su baja tasa de germinación.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas toallas de papel
  • Unas bolsas para emparedados
  • Una bolsa de papel
  • Un termómetro
  • Unos recipientes biodegradables para sembrar
  • Tierra para sembrar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra las semillas de uva en un vivero o recoléctalas de las uvas que se han caído de las parras. Las semillas que venden en los supermercados suelen no crecer.

  2. 2

    Dobla a la mitad dos a tres toallas de papel y mójalas. Exprime para quitar el exceso de agua y colócalas en una superficie plana y firme, por ejemplo, sobre el gabinete de cocina. Coloca las semillas sobre las toallas. Envuélvelas en el papel sin apretar y ponlas en una bolsa para emparedados. Luego coloca la bolsa plástica dentro de la de papel.

  3. 3

    Coloca un termómetro en tu refrigerador. Busca el área que mantenga una temperatura de cerca de 37 grados Fahrenheit (3 ºC). Esta es la temperatura ideal para conservar las semillas. Coloca la bolsa de papel con las semillas adentro en el área del refrigerador que tenga la temperatura de 37 grados Fahrenheit (3 ºC).

  4. 4

    Revisa la cantidad de humedad de la bolsa una vez al mes. Humedece un poco las toallas de papel que se hayan secado. No manipules las semillas. Déjalas en el refrigerador por cerca de tres a cinco meses. Este es el tiempo adecuado para que se conserven.

  5. 5

    Llena recipientes biodegradables para semillas con la tierra. Siembra de cinco a ocho semillas en la parte de arriba del recipiente. Entiérralas presionándolas suavemente sobre la tierra. Las semillas de uva necesitan luz para crecer. Mantén la tierra de los recipientes húmeda. Aplica agua con un atomizador cada vez que la tierra se seque.

  6. 6

    Poda las plantas una vez que alcancen una altura de dos pulgadas (5 cm). Deja sólo las plantas más fuertes. Transplántalas a tu jardín una vez que tengan raíces y al menos de cinco a seis hojas nuevas. Esto puede tomar varios meses, dependiendo de la variedad de la uva.

  7. 7

    Las plantas deben ser transplantadas a un jardín con buena calidad de tierra. La superficie de la raiz debe estar a nivel de la tierra. Mantén la humedad de las raíces para asegurar un crecimiento saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles