Crecimiento de plantas de guisantes

Escrito por nina nixon Google | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Crecimiento de plantas de guisantes
Las plantas de guisantes son vegetales frescos de temporada. (green peas image by Andrzej Solnica from Fotolia.com)

A excepción de los frijoles o de las arvejas del sur, las plantas de guisantes son vegetales frescos de temporada. Algunas variedades de guisantes crecen entre 18 y 30 pulgadas (45 y 76 cm), mientras que otros tipos de enredaderas pueden crecer aún más alto. Como los tiempos de cosecha varían según el tipo de arveja sembrada, el cultivo adecuado impacta dramáticamente sobre crecimiento de las plantas de guisantes.

Otras personas están leyendo

Tipos de guisantes

Los guisantes de jardín, las arvejas y los guisantes azucarados son los tres tipos de estación fría. Los granos de arvejas redondas de jardín se retiran de la vaina y luego se agrupan y se envasan. Los guisantes azucarados, que son desarrollados a partir de la variedad de guisantes de jardín, se cultivan tanto para sus granos como para sus vainas. Las arvejas producen vainas de guisantes planas. Cada variedad de guisante debe ser cosechada de manera diferente con el fin de obtener los mejores resultados para un crecimiento óptimo.

Cuándo sembrar guisantes

Dependiendo del tipo de planta, a principios de primavera y finales del verano son las mejores épocas del año para sembrar guisantes. Esto se debe a que siendo un vegetal de estación fría, los guisantes tienden a producir una cosecha mayor si se siembran inmediatamente después de la helada o después de que hayan pasado los meses de altas temperaturas. Si plantas los guisantes a principios de la primavera, tendrán toda la temporada para madurar antes de la cosecha. Siembra con una temperatura de superficie no inferior a 45 grados y cuando el suelo esté húmedo.

Germinación y trasplante de guisantes

Necesitas cavar muy poco para empezar a sembrar la planta del guisante. Comienza plantando las semillas de guisante a 1/4 a 1/2 pulgadas (0,6 a 1,2 cm) de profundidad en el suelo. Después de que broten las plántulas, trasplanta los guisantes a su área final de crecimiento en el suelo. Colócalos a 1 pulgada (2,54 cm) de distancia, de lado a lado. Si tienes más de una fila, planta las semillas a una distancia mínima de por lo menos un pie (30 cm) entre cada fila. Al igual que la mayoría de las verduras de jardín, las plantas de guisantes necesitan muchos días completos de luz solar. A diferencia de otros vegetales, los guisantes se desarrollan en un clima fresco; y no crecen muy bien en esos meses de extremo calor, desde junio a mediados de agosto. Riega el suelo semanalmente si es necesario y hazlo sólo lo suficiente para mantenerlo húmedo. Riega la tierra a aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm) de profundidad, saturando su alrededor, pero no en la planta del guisante.

Recogiendo los guisantes

Las distintas variedades de guisantes maduran en diferentes momentos. Los que tardan más en madurar son las arvejas y guisantes azucarados. Por esta razón lo mejor es sembrarlos en primavera con el fin de darles el tiempo suficiente para madurar. Estarán listos para cosechar cuando las vainas se hinchan, mostrando la hendidura de los guisantes completamente maduros en el interior. Cosecha las arvejas antes de que estén completamente maduras. El tiempo varía entre cinco y siete días después de que florecen. Las vainas deben estar planas al momento de la cosecha. Las vainas de los guisantes son adiciones sabrosas para las ensaladas y los platos salteados. Los guisantes azucarados se cosechan mejor cuando están casi maduros. A diferencia de los guisantes de jardín, sus vainas no deben estar hinchadas y, a diferencia de las arvejas, las vainas no debe estar planas al recogerlas.

Consideraciones

Prueba los guisantes para comprobar su madurez. Antes de cosecharlos, escoge sólo unos pocos y pruébalos para asegurarte de que estén dulces y sabrosos. Todas las verduras son más sabrosas poco después de haberlas elegido, y los guisantes no son una excepción. Los guisantes frescos suelen durar en el refrigerador hasta por tres días. Sin embargo, si esto no es posible o conveniente, prueba envasarlos al vacío y colocar la bolsa en el congelador durante unos días para ampliar su valor. Prueba unas cuantas bolsas de esta manera y fíjate cómo te gustan antes de continuar con este proceso de almacenamiento. Otra opción es plantar lo que sabes que vas a consumir para evitar el despilfarro.

Advertencia

El fertilizante es el enemigo de la planta del guisante en sus primeras etapas de crecimiento. Sin embargo, un abono orgánico puede mejorar realmente la salud de la planta después del trasplante. Esto es especialmente cierto si las plantas empiezan a mostrar los primeros signos de infección como la pudrición de la raíz o el marchitamiento por fusariosis. Los síntomas incluyen hojas amarillentas y retraso del crecimiento. Además de utilizar un fertilizante orgánico, mantener el lecho de tierra con buen drenaje ayudará a llevar los nutrientes necesarios a la planta de guisantes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles