DESCUBRIR
×

Cómo criar burros

Actualizado 21 febrero, 2017

Los burros son animales que han estado con la humanidad desde los tiempos bíblicos. Tienen buen carácter y son resistentes, y no requieren mucho más que un mantenimiento básico, como desparasitación, vacunación y recorte de las pezuñas. Estos animales ni siquiera necesitan alimentos especializados y comerán felices las malas hierbas que los otros animales ignoran. Sigue leyendo para aprender cómo criar burros.

Instrucciones

donkey image by Lovrencg from Fotolia.com
  1. Haz que la mula (burra) se reproduzca a los 24 meses, o tres años si es pequeña. En este punto, la mula estará lo suficientemente madura y habrá crecido lo suficiente para ser una buena madre y llevar a su potro. El período de gestación es de 12 a 13 meses.

  2. Dale a los potros adultos alimentos como granos y pasto. El potro obtendrá la mayor parte de su nutrición de la leche de su madre. Cuando el potro crezca, recibirá más nutrientes de otros alimentos.

  3. Desteta el potro a los nueve meses. Podrías hacerlo a los cuatro meses, pero el animal sigue recibiendo gran parte de su nutrición de la leche de la madre y no es del todo capaz de procesar otros alimentos lo suficiente como para obtener todo el valor nutricional.

  4. Comienza el entrenamiento a los dos años. Aunque el cuerpo puede estar completamente maduro, el cerebro todavía no se ha desarrollado completamente. Las sesiones de entrenamiento deben ser cortas. Los músculos y los huesos no están completamente desarrollados. A los tres o cinco años el burro estará totalmente desarrollado mental y físicamente.

  5. Debes separar a los burros hembras y machos cuando sean destetados. Las mulas pueden ser fértiles al año y algunas incluso lo han sido a los seis meses.

  6. Ten al menos tres mulas si tienes la intención de criar burros. Si sólo tienes una, no tengas un macho, a menos que estés preparado para alojarlo en otro lugar.

  7. Castra al burro si no piensas criar más burros. El temperamento del burro será más apacible y ya no será dictado por la testosterona.

  8. Proporciona un poco de abrigo a los burros. Esto puede ayudar a proporcionar sombra en los días calurosos y protección del frío en el invierno.