Cómo cubrir un horrible techo con acabado de salpicado sin tener que rasparlo

Escrito por anna roberts | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cubrir un horrible techo con acabado de salpicado sin tener que rasparlo
Cubre un techo salpicado con baldosas de poliestireno. (lobaszo/iStock/Getty Images)

Los techos salpicados alguna vez fueron populares debido a su textura, que es excelente para esconder imperfecciones en el techo. Quitar esta textura toma demasiado tiempo, es una tarea desastrosa e incluso algo peligrosa, ya que algunos de los granos contienen asbesto. Las baldosas para techo de poliestireno se pueden pegar directamente sobre la textura salpicada, siempre y cuando ésta sea resistente y pareja. Si tu techo salpicado es frágil y se despega, no te queda otra alternativa que rasparlo o instalar las baldosas sobre tiras de madera montadas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una escalera
  • Un destornillador
  • Una cinta métrica
  • Un lápiz
  • Una línea de tiza
  • Baldosas para techo
  • Una espátula
  • Pegamento para baldosas de cerámica
  • Un cuchillo multiuso

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita elementos de iluminación, ventiladores, cubiertas y detectores de humo del techo antes de comenzar a trabajar. Corta la corriente de energía antes de quitar cualquier aparato electrónico.

  2. 2

    Mide el techo y marca la mitad de cada lado de la habitación. Coloca una línea de tiza entre paredes opuestas siguiendo las marcas para encontrar el centro del cuarto.

  3. 3

    Aplica el adhesivo en la parte posterior de la primera baldosa usando la espátula. Coloca puntos de masilla en las esquinas, lados y en la parte media de la baldosa siguiendo un patrón de rejilla. Para un techo salpicado, utiliza una cantidad generosa de pegamento, alrededor de 1/2 pulgada (1,2 cm) por punto, para que se hunda en la textura creando una unión abundante, pero no tanto como para que se derrame por los lados. No extiendas el pegamento hasta dejarlo completamente liso.

  4. 4

    Presiona la baldosa contra el techo justo en la intersección de las líneas de tiza, en alguno de los 4 cuadrantes. Esto te asegurará que las baldosas se coloquen de forma pareja. Presiona firmemente la baldosa para que el pegamento se adhiera perfectamente en la textura del techo, pero no tan fuerte para no estropear la pieza.

  5. 5

    Continúa aplicando la masilla y colocando las baldosas en el techo hasta que hayas cubierto toda la extensión. Coloca las baldosas una junto a otra. Cuando coloques una pieza sobre un espacio para uno de los objetos que retiraste al principio, utiliza un cuchillo multiusos para cortar la baldosa y abrir nuevamente el agujero.

  6. 6

    Mide el borde entre las baldosas instaladas y el borde del techo para encontrar el tamaño de las piezas que tienes que cortar. Mide una baldosa para que quepa en el espacio faltante y márcala en la parte posterior. Córtala con el cuchillo. Revisa si la pieza cabe y ajústala en caso de ser necesario antes de esparcir el pegamento y colocarla en su lugar. Mide y prueba cada pedazo de baldosa para tener un ajuste perfecto. Repite el proceso hasta que los bordes estén cubiertos con las piezas correspondientes.

  7. 7

    Coloca nuevamente las lámparas, ventiladores, cubiertas y detectores y enciende la energía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles