DESCUBRIR
×

Cuidado de la Gloxinia: Cómo dejarla durmiente

Actualizado 23 marzo, 2017

Las gloxinias, relacionadas con la violeta africana, son plantas caseras comunes. Florecen en flores con forma de campana de 3 pulgadas (7.6 cm) de ancho y agregan color y textura en ambientes interiores. No es la planta más fácil de cultivar, pues la gloxinia tiene requerimientos muy particulares acerca de la temperatura de la habitación, la luz y la humedad. Las hojas con pelusa no toleran el agua, y la planta necesita un periodo de letargo de al menos seis y de hasta ocho semanas. La gloxinia te hará saber cuando necesite un descanso.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Observa la planta de cerca después de que termine de dar flores. Cuando el follaje comience a tornarse de color amarillo, disminuye a la mitad la cantidad de agua que le das a la planta.

  2. Deja de regar la gloxinia por completo cuando el follaje muera.

  3. Recorta el follaje muerto e incorpóralo de vuelta al suelo.

  4. Permite que el tubérculo se mantenga en la tierra seca en la maceta. Coloca la maceta en un área oscura donde la temperatura no sea inferior a 45°F (7.2°C) ni sea superior a 60°F (15.5°C). Si el aire es particularmente seco en el área de almacenamiento, salpica unas cuantas gotas de agua sobre la tierra periódicamente para evitar que el tubérculo se seque.

  5. Observa la maceta para detectar el crecimiento de plantas nuevas. Cuando esto ocurra, replanta el tubérculo en suelo nuevo, hidrátalo con agua a temperatura ambiente y colócalo bajo la luz del sol brillante pero filtrada.

Necesitarás

  • Tijeras de podar o tijeras
  • Maceta de 6 pulgadas (15.24 cm)
  • Mezcla para macetas