Cuidados para las plantas zinnias

Escrito por susan miller | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidados para las plantas zinnias
Zinnia (zinnia centre image by leafy from Fotolia.com)

Las zinnias son unas de las flores más populares en el los jardines de verano. Son fáciles de crecer y mantener, vienen en muchos colores y son menos costosas que la mayoría de flores anuales ya que crecen fácil y rápidamente desde semilla. Proveen un toque colorido al jardín y a los bouquets de verano. La mejor característica es la poca cantidad de cuidados que necesitan para tener flores bonitas todo el verano.

Otras personas están leyendo

Plantándolas y haciendo que crezcan

Las zinnias se plantan a menudo desde semilla. Las semillas pueden ser plantadas directamente en el jardín tan pronto como todo peligro de una helada haya pasado y cuando el suelo se caliente a aproximadamente 50° F. Planta las semillas en un área que reciba mucho sol y que tenga un suelo rico y con buen drenaje. El suelo rico en humus es el mejor.

Planta las semillas a aproximadamente 1/16 a 1/4 de pulgadas (1,5 a 6 milímetros) de profundidad y cerca de un pie cuadrado de distancia (1 metro cuadrado) entre sí y cubre las semillas con una capa delgada de tierra. Rocíalas ligeramente con agua. Las semillas germinarán dentro de 3 a 7 días. Cuando las semillas desarrollen hojas reales, adelgázalas para que permanezcan a 4 o 5 pulgadas (10 a 12 centímetros) de distancia. Cuando las plantas estén más estabilizadas, córtalas de nuevo para que estén a 12 pulgadas (30 centímetros) de distancia. La variedad zinnia enana debe estar de 6 a10 pulgadas (15 a 25 centímetros) de distancia entre sí.

Desarrollando plantas sanas

Cuando cada zinnia alcance una altura de 6 pulgadas (15 centímetros), comienza a cortar las puntas de las plantas para que crezcan más espesas. Una vez que las plantas comiencen a florecer, quita continuamente las flores que ya han vivido su mejor momento para impulsar el crecimiento de flores nuevas y más saludables. Puede que quieras dejar algunas flores muertas en algunas zinnias que estén fuera de la vista ya que las semillas en las flores muertas atraen pájaros. Los pájaros son la mejor defensa contra las plagas de insectos en el jardín.

Fertilizando, cubriendo con mantillo y regando

Cuando cortas las plantas por primera vez en la primavera, rocía una cucharadita de fertilizante de uso general, de acción lenta y en grano alrededor de cada grupo de plantas. Las lluvias de primavera harán que el fertilizante penetre en el suelo. Ten cuidado de que el fertilizante no toque las hojas ya que las quemaría. Ten cuidado también de no usar demasiado fertilizante, lo que estimularía el crecimiento de las hojas produciendo menos flores. Mantén a las flores libres de malas hierbas. Una capa de dos o tres pulgadas (5 a 8 centímetros) de mantillo esparcido alrededor de la base de las flores ayudará a evitar el crecimiento de malas hierbas y a mantener la humedad en el suelo. A medida que el mantillo se descompone en el suelo a lo largo de la estación, añade más. A las zinnias les gusta que las riegues regularmente. Riégalas sólo lo suficiente como para mojar el suelo sin que se formen charcos alrededor de las plantas.

Lo mejor es regarlas en la mañana para que las hojas mojadas tengan tiempo para secarse antes de la noche, lo que evita que se pudran. Algunas variedades más altas de zinnias necesitarán ser sostenidas con una estaca para mantenerse rectas. Asegúrate de que las estacas son más altas que lo que la planta va ser en su altura completa. Amarra cuidadosa y suavemente el tallo a la estaca ya sea con un hilo o un pedazo de alambre del centro de jardinería permitiendo suficiente holgura como para que el tallo se vuelva más ancho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles