Cómo cuidar de la planta siempreviva durante el invierno

Escrito por d.c. winston | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar de la planta siempreviva durante el invierno
La yerba del pollo, se conoce en botánica como Sempervivum tectorum. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

La yerba del pollo, conocida en botánica como Sempervivum tectorum y también comúnmente llamada "siempreviva", es una planta herbácea perenne que tiene un parecido con las plantas suculentas, pero que en realidad pertenece al género Sedum. La yerba del pollo florece y se propaga formando densas colonias con plantas madres de gran tamaño junto a las más pequeñas. Son consideradas plantas cubresuelos, pero también pueden utilizarse en los canteros de los frentes de las casas, para delimitar sus bordes, como plantas verticales o en macetas. Como las especie del género Sedum, requiere de muy pocos cuidados, es resistente a la sequía y al invierno en muchas regiones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una tijera de podar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cultiva tu yerba del pollo en interior y en macetas durante el invierno, si crecen en una zona 3 o inferior, según la clasificación climática de la USDA. Son resistentes al invierno en el resto de las zonas superiores a la clasificación 3.

  2. 2

    Proporciónale a tu yerba del pollo sol pleno durante todo el invierno, cortando cualquier otra planta que pueda hacerle sombra, incluso a una pequeña porción de la colonia de tus plantas.

  3. 3

    Observa el agua y la humedad del suelo con mucho cuidado durante el invierno y no riegues si llueve en forma periódica. Si es posible, deja que el suelo se seque ligeramente entre cada riego. Debes evitar el exceso de agua y el encharcamiento del suelo, ya que es una de las pocas cosas que puede matar a la yerba del pollo.

  4. 4

    Poda los brotes enfermos y largos, y corta las plantas dañadas y las que sólo tengan sus esqueletos con la ayuda de tu tijera de poda o quitando el follaje muerto de las matas. Si es necesario, recorta los bordes para mantener su expansión dentro de los límites del paisaje.

  5. 5

    Agrega 1 o 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de mantillo orgánico sobre el suelo y entre las plantas, como aserrín, para aislar las raíces y protegerlas contra el frío del invierno y mantener a raya a las malas hierbas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles