Cómo cuidar de las suculentas en el interior

Escrito por diane dilov-schultheis | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar de las suculentas en el interior
Las suculentas pueden cultivarse sin problemas como plantas de interior. (Siri Stafford/Stockbyte/Getty Images)

Las plantas suculentas, entre las que se incluyen algunas de aspecto extraordinario e inusual, adoptan múltiples formas, tamaños y colores. Estas plantas almacenan agua en hojas, tallos y raíces, y pueden sobrevivir largos períodos en zonas áridas, donde otras plantas sin lugar a dudas sucumbirían. El cactus es una planta suculenta muy conocida, pero en este grupo se incluyen muchas otras especies. El cultivo de las suculentas en casa como plantas de interior difiere ligeramente del de otras plantas. Pero, siempre y cuando se cubran sus necesidades básicas, saldrán adelante sin problemas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fertilizante 10-10-10
  • Maceta
  • Tela de malla o filtros de café
  • Mezcla para cactus
  • Guantes, papel de periódico o trapos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Riega las suculentas semanalmente durante la época de crecimiento. Deja que la tierra se seque entre un riego y otro en el período de latencia. Echa agua hasta que salga por el fondo de la maceta y retira la que haya quedado en la bandeja.

  2. 2

    Durante la estación de crecimiento, añade un fertilizante equilibrado, por ejemplo un 10-10-10, diluido al 25 por ciento al agua de cada riego. No abones las plantas en invierno. Sigue las instrucciones de la etiqueta para saber cuál es la dosis adecuada.

  3. 3

    Coloca las suculentas en un lugar donde puedan disfrutar de las mejores condiciones de luminosidad para este tipo de plantas. La mayoría de las suculentas requieren luz del sol brillante todo el día. Lee lo que indican al respecto los marcadores suministrados con las suculentas o pregunta en la tienda donde las compres.

  4. 4

    Durante el período de reposo, mantén las suculentas del interior en un lugar fresco. Las temperaturas invernales adecuadas van de los 45 a los 55 °F (7 a 13 °C). Muchas suculentas, como el cactus de Navidad (Schlumbergera truncata), necesitan estar a temperaturas más bajas para florecer.

  5. 5

    Trasplanta las suculentas cada uno, dos o tres años a una maceta mayor. Coloca un trozo de malla o un filtro de café sobre los agujeros de drenaje y luego llena la maceta con una mezcla para cactus.

  6. 6

    Cuando vayas a trasplantarlas, ponte unos guantes gruesos o utiliza papel de periódico o trapos para manejar las plantas suculentas que tengan espinas o púas. Entierra la planta a la misma profundidad que estaba y no la riegues durante una o dos semanas para permitir que las raíces dañadas se curen.

Consejos y advertencias

  • El ciclo de crecimiento de la mayoría de las plantas se extiende desde la primavera hasta el verano y se ralentiza en otoño. Las plantas entran en estado de reposo en invierno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles