Hogar

Cómo cultivar avellanas a partir de semillas

Escrito por heide braley Google | Traducido por mila guevarian
Cómo cultivar avellanas a partir de semillas

Avellanas.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Cultivar tus propias avellanas puede convertirse en un proyecto divertido con una recompensa abundante, especialmente si vives en una zona donde pensabas que no se podían cultivar frutos secos. Si puedes echarle mano a unas cuantas avellanas recién recogidas y dispones de un refrigerador, podrás disfrutar de tus pequeñas plantas en unos pocos meses. Las plántulas se convertirán en arbustos que producirán avellanas en un período de tres a cinco años.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Avellanas
  • Bolsa de plástico con cierre
  • Arena
  • Macetas
  • Tierra para macetas
  • Pala de mano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca tus avellanas en un recipiente con agua de forma que queden completamente cubiertas. Añade suficiente agua para que puedan flotar en ella. Las semillas que flotan no son buenas, así que elimínalas y conserva únicamente las que se hayan hundido.

  2. 2

    Pon las avellanas dentro de una bolsa de plástico. Añade una cantidad igual de arena y echa agua suficiente como para humedecer ligeramente la mezcla. Cierra la bolsa y colócala en la parte posterior del cajón de verduras de tu refrigerador.

  3. 3

    Haz que las avellanas pasen un período de estratificación en el que varias semanas de frío conseguirán romper la hibernación del proceso de germinación. Revísalas periódicamente para ver si hay moho en ellas y retira las que estén mal. Si guardas las avellanas a finales de octubre o a principios de noviembre, podrán permanecer almacenadas unas 12 semanas y estarán listas para brotar en febrero.

  4. 4

    Planta las avellanas en macetas de 6 pulgadas (15 cm) llenas de una tierra adecuada para el cultivo en macetas. Haz un agujero de una pulgada (2,5 cm) de profundidad con la parte posterior de un lápiz o con el dedo para colocar la avellana dentro. Cúbrela con la tierra. Riega y coloca la maceta en una ventana cálida y soleada, procurando mantener la tierra húmeda.

  5. 5

    Permanece atento a los primeros signos de crecimiento y, cuando se hagan patentes, comienza a regar un poco menos, permitiendo que la tierra se seque entre riegos. De esta forma las raíces se verán obligadas a ir hacia la parte de abajo de la maceta. Dale un cuarto de vuelta a la maceta cada dos días para evitar que la plantita se incline en una dirección.

  6. 6

    Trasplanta las plántulas en un lugar soleado del exterior cuando las temperaturas exteriores hayan subido a unos 60 °F (15,5 °C) durante el día y sobrepasen el punto de congelación durante la noche. Asegúrate de mantenerlas bien regadas, especialmente durante el primer año. Las plantas deberían comenzar a dar su fruto en tres o cinco años.

Consejos y advertencias

  • Si bien los fertilizantes no son necesarios, su uso aumentará el crecimiento y la salud de los arbustos.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media