DESCUBRIR
×

Cómo cultivar la Cresta de Gallo (Celosia)

Actualizado 21 febrero, 2017

Para lograr un toque de color, no hay nada mejor que la cresta de gallo. Disponible en una variedad de brillantes colores del atardecer, esta planta anual (dura sólo un año) crece de 10 pulgadas (25 cm) hasta 3 pies (91 cm) y viene con una flor grácil similar a un penacho o en una forma rara pero interesante que se asemeja a un pequeño cerebro.

Instrucciones

  1. Busca plántulas en el vivero local, que están ampliamente disponibles. La cresta de gallo también es fácil de iniciar desde la semilla.

  2. Planta las plántulas con 8 pulgadas (20 cm) de separación, a pleno sol y en un suelo bien drenado.

  3. Planta las semillas en e interior, de seis a ocho semanas antes de la última helada de tu región y luego plántalas en el exterior con una separación de 8 pulgadas (20 cm).

  4. Mantén el suelo húmedo. La cresta de gallo crece mejor en condiciones cálidas y ligeramente secas, pero se marchitará si se seca demasiado. Evita mojar las flores o las hojas para prevenir las enfermedades causadas por los hongos.

  5. Fertiliza cada cuatro semanas o menos. Las crestas de gallo se benefician si las fertilizas con regularidad.

  6. Quítalas y deséchalas en el otoño, una vez que la helada haya matado esas plantas.

Consejos

  • Cuando inicias una cresta de gallo desde las semillas usa macetas de turba. Estos recipientes marrones biodegradables se plantan junto con la flor, minimizando el estrés del trasplante al que son tan susceptibles estas plantas.
  • Las crestas de gallo se secan fácilmente. Simplemente debes cortarlas cuando están en su pico y colgarlas boca abajo en un lugar oscuro, seco y cálido, como el interior de un armario o en un ático.

Necesitarás

  • Palas de jardín
  • Semillas
  • Plantas
  • Fertilizantes
  • Regadera
  • Un desplantador