Cómo cultivar un crisantemo en exteriores

Escrito por jenny harrington Google | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar un crisantemo en exteriores
Los crisantemos vienen en un solo color y en variedades bicolor. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El crisantemo o "flor dorada" crece bien en exteriores. Produce flores perennes cuando es debidamente cultivado y cuidado. El crisantemo florece en el otoño, ofreciendo las últimas flores antes del invierno. Los crisantemos vienen en casi todos los colores, incluido el blanco, rojo, morado y amarillo. La forma de la flor depende de la variedad; algunos crisantemos ofrecen flores que se asemejan a margaritas y otros forman una floración exuberante de capas de múltiples pétalos. Las variedades de flores más pequeñas tienden a ser más resistentes, lo que les permite adaptarse al cultivo al aire libre, comparadas con una gran variedad de tipos de flores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuchillo
  • Mantillo
  • Fertilizante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Levanta la planta de crisantemo de la maceta. Haz dos o tres cortes verticales por el lado de la superficie exterior de la bola de la raíz con un cuchillo afilado. Las nuevas raíces envían desde estos cortes la ayuda que los crisantemos necesitan para asentarse en el jardín más rápidamente.

  2. 2

    Planta los crisantemos en un lecho bien drenado del jardín donde reciban plena luz solar. Coloca las plantas en el lecho, de manera que la porción de la corona donde se encuentran las raíces y los tallos se ubique justo por encima de la superficie del suelo.

  3. 3

    Mantén una capa de 2 pulgadas (5 cm) de mantillo alrededor de los crisantemos. El mantillo aísla el suelo de forma que permanece más fresco, manteniendo la humedad y evitando el crecimiento de malas hierbas.

  4. 4

    Riega los crisantemos una o dos veces a la semana, para que las primeras 6 pulgadas (15 cm) del suelo permanezcan húmedas. Los crisantemos requieren incluso de la humedad del suelo para un crecimiento compacto y una mejor floración.

  5. 5

    Fertiliza tus crisantemos a mediados del verano. Aplica 5 libras (2,3 kg) de fertilizante de análisis por cada 100 pies cuadrados (9,2 metros cuadrados) de jardín. Coloca el fertilizante en las primeras 2 a 3 pulgadas (5 a 8 cm) del suelo entre las plantas.

  6. 6

    Poda de nuevo tus crisantemos cuando tengan cerca de 6 pulgadas (15 cm) de altura, pellizcando la punta de cada rama a una hoja. Pellizca una segunda vez a principios o a mediados de julio. El pellizcado dará como resultado más ramas y brotes cuando la planta florezca en otoño.

  7. 7

    Cubre los crisantemos con una capa de 3 pulgadas (8 cm) de mantillo una vez que la tierra comience a congelarse en invierno. El mantillo protege al suelo de la descongelación y de la congelación durante todo el invierno, un ciclo que hace que el suelo cambie y dañe las raíces de los crisantemos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles