DESCUBRIR
×

Separar un potus para obtener una nueva planta

Actualizado 21 febrero, 2017

Los potus prosperan con poca luz, lo que los hace una planta elegida para oficinas o lugares oscuros de la casa. Esta planta produce tallos trepadores cubiertos de hojas con forma de corazón que pueden ser de color verde, variegadas verde y blancas o verde y doradas. Confundidos a menudo con los Philodendron, los potus pueden distinguirse por sus tallos estriados y sus hojas gruesas cerosas. Dividir y trasplantar un potus en primavera, cuando comienza el crecimiento vigoroso, te permite obtener nuevas plantas idénticas al espécimen original.

Instrucciones

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
  1. Riega abundantemente tu potus hasta que salga agua por los orificios de drenaje de la maceta. Elimina el agua que se acumule en la bandeja de drenaje y deja reposar la planta durante una hora. Esto asegura que esté bien hidratada antes del trasplante y la protege del estrés causado por la pérdida de humedad que se produce durante el proceso. También afloja el suelo, haciendo más eficiente el trasplante.

  2. Coloca una mano sobre la parte superior de la maceta para que el tallo de la planta se deslice entre tu dedo medio y tu dedo índice. Apoya la palma contra el borde del contenedor.

  3. Inclina la maceta hacia un costado, sosteniendo la planta con tus manos. Golpea la base con tu otra mano para aflojar el suelo. Invierte suavemente la maceta y desliza la planta hacia afuera, sosteniendo su peso con tus manos.

  4. Sacude la planta gentilmente para eliminar el exceso de tierra y mira las raíces. Revísalas para ver si hay signos de pudrición o decoloración. Las raíces sanas son firmes y blancas o bronceadas. Corta las que estén descoloridas o blandas usando un cuchillo afilado.

  5. Separa la planta en dos o más partes, dejando al menos dos tallos en cada una. Tira suavemente para separar las raíces. Si éstas están enredadas, córtalas con un cuchillo afilado.

  6. Llena 3/4 de las macetas nuevas con sustrato nuevo. Una mezcla de partes iguales de tierra para maceta, turba y perlita funciona bien para las plantas de interior.

  7. Coloca las nuevas plantas sobre el sustrato y extiende las raíces sobre el suelo. Completa la maceta con sustrato. Regula la planta para que la corona (la zona donde se unen las raíces y tallos) quede a nivel del suelo. Presiona el sustrato ligeramente para asegurar la planta a la maceta.

  8. Riega abundantemente para saturar el suelo. Coloca los nuevos potus bajo luz solar intensa pero indirecta y reanuda la rutina de cuidado de la planta.

Consejos

  • Cubre la superficie de trabajo con papel de diario para poder limpiar fácil y rápidamente. Simplemente enrolla el papel al finalizar y deséchalo en la basura o la pila de compostaje
  • Los potus variegados pueden perder su color característico y volver a tener hojas verdes lisas si no reciben luz suficiente.

Advertencias

  • No permitas que los potos queden en suelos empapados porque esto estimula la pudrición de raíces y las enfermedades.

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Tierra para maceta
  • Turba
  • Perlita
  • Macetas
  • Papel de diario