Separar un potus para obtener una nueva planta

Escrito por nannette richford Google | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Separar un potus para obtener una nueva planta
Elige el tamaño correcto de maceta para tu nuevo potus. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Los potus prosperan con poca luz, lo que los hace una planta elegida para oficinas o lugares oscuros de la casa. Esta planta produce tallos trepadores cubiertos de hojas con forma de corazón que pueden ser de color verde, variegadas verde y blancas o verde y doradas. Confundidos a menudo con los Philodendron, los potus pueden distinguirse por sus tallos estriados y sus hojas gruesas cerosas. Dividir y trasplantar un potus en primavera, cuando comienza el crecimiento vigoroso, te permite obtener nuevas plantas idénticas al espécimen original.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Tierra para maceta
  • Turba
  • Perlita
  • Macetas
  • Papel de diario

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Riega abundantemente tu potus hasta que salga agua por los orificios de drenaje de la maceta. Elimina el agua que se acumule en la bandeja de drenaje y deja reposar la planta durante una hora. Esto asegura que esté bien hidratada antes del trasplante y la protege del estrés causado por la pérdida de humedad que se produce durante el proceso. También afloja el suelo, haciendo más eficiente el trasplante.

  2. 2

    Coloca una mano sobre la parte superior de la maceta para que el tallo de la planta se deslice entre tu dedo medio y tu dedo índice. Apoya la palma contra el borde del contenedor.

  3. 3

    Inclina la maceta hacia un costado, sosteniendo la planta con tus manos. Golpea la base con tu otra mano para aflojar el suelo. Invierte suavemente la maceta y desliza la planta hacia afuera, sosteniendo su peso con tus manos.

  4. 4

    Sacude la planta gentilmente para eliminar el exceso de tierra y mira las raíces. Revísalas para ver si hay signos de pudrición o decoloración. Las raíces sanas son firmes y blancas o bronceadas. Corta las que estén descoloridas o blandas usando un cuchillo afilado.

  5. 5

    Separa la planta en dos o más partes, dejando al menos dos tallos en cada una. Tira suavemente para separar las raíces. Si éstas están enredadas, córtalas con un cuchillo afilado.

  6. 6

    Llena 3/4 de las macetas nuevas con sustrato nuevo. Una mezcla de partes iguales de tierra para maceta, turba y perlita funciona bien para las plantas de interior.

  7. 7

    Coloca las nuevas plantas sobre el sustrato y extiende las raíces sobre el suelo. Completa la maceta con sustrato. Regula la planta para que la corona (la zona donde se unen las raíces y tallos) quede a nivel del suelo. Presiona el sustrato ligeramente para asegurar la planta a la maceta.

  8. 8

    Riega abundantemente para saturar el suelo. Coloca los nuevos potus bajo luz solar intensa pero indirecta y reanuda la rutina de cuidado de la planta.

Consejos y advertencias

  • Cubre la superficie de trabajo con papel de diario para poder limpiar fácil y rápidamente. Simplemente enrolla el papel al finalizar y deséchalo en la basura o la pila de compostaje
  • Los potus variegados pueden perder su color característico y volver a tener hojas verdes lisas si no reciben luz suficiente.
  • No permitas que los potos queden en suelos empapados porque esto estimula la pudrición de raíces y las enfermedades.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles