Cómo cultivar dalias en macetas

Escrito por kristen fisher | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar dalias en macetas
Las dalias son populares entre los jardineros que gustan de las flores de colores brillantes. (Pink / Orange Dahlias on a Black Background. image by daseaford from Fotolia.com)

La dalia, una flor que tradicionalmente ha disfrutado del favor del público, está recuperando su popularidad entre los que cultivan su propio jardín en casa. Originaria de México, es una flor ideal para aquellos que adoran los colores brillantes y la diversidad que parece no tener fin; hay miles de variedades de dalias y cada año se introducen nuevos híbridos. Se trata de una planta que requiere luz, suelo fértil y un clima cálido, pero incluso aquellas personas que únicamente dispongan de un suelo pobre y de poco espacio para su jardín pueden tener éxito con el cultivo de estas bellezas, ya que se desarrollan igual de bien en macetas que en el suelo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tubérculos de dalia
  • Macetas de 12 pulgadas (30,5 cm) o más, una por tubérculo
  • Filtros de café biodegradables
  • Mezcla para macetas sin tierra
  • Estacas para plantas de 4 pies (1,2 m) de longitud, una por maceta
  • Sujeciones para plantas
  • Fertilizante bajo en nitrógeno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Taladra unos agujeros de drenaje en el fondo de las macetas o agranda los ya existentes si es necesario. Limpia y seca cada una de las macetas.

  2. 2

    Pon en el fondo de las macetas filtros de café biodegradables. Al cubrir los agujeros de drenaje con estos filtros se evitará que salga la tierra y que penetren insectos, todo ello sin ralentizar el drenaje de la maceta. Llena 1/3 de la maceta con una mezcla para macetas gruesa y húmeda que no tenga tierra.

  3. 3

    Coloca el tubérculo de dalia encima de la mezcla, en posición horizontal y, si es posible, con el ojo (punto de crecimiento) en el centro de la maceta. Si ya asoma la planta, el brote debe quedar apuntando hacia arriba. Añade más sustrato humedecido para macetas para cubrir el tubérculo, pero no llenes el recipiente por completo.

  4. 4

    Sitúa la maceta a pleno sol y sigue añadiendo el sustrato a la maceta poco a poco, hasta alcanzar los brotes del tubérculo, dejando únicamente la parte superior al descubierto. Ve regando conforme vayas añadiendo el sustrato.

  5. 5

    Inserta una estaca de metal o de bambú de 4 pies (1,2 m) en cada maceta. Utilizando unos lazos de sujeción, ata a ella el tallo de la dalia una vez que haya sobrepasado la parte superior del recipiente. Añade sujeciones cada 12 pulgadas de crecimiento (30,5 cm).

  6. 6

    Pinza la punta del tallo cuando la planta haya desarrollado cuatro grupos de hojas; esto la hará crecer más densa y tupida.

  7. 7

    Nutre tus plantas de dalias con un fertilizante bajo en nitrógeno (por ejemplo, un 10-20-20 o un 5-10-10) cada tres o cuatro semanas durante la época de crecimiento.

Consejos y advertencias

  • Para hacer crecer tus dalias lo máximo posible, retira las dos yemas laterales de cada trío de yemas, dejando crecer únicamente la del centro.
  • Los tubérculos de dalias son muy susceptibles a la pudrición, así que procura no regar en exceso las macetas ni dejar el suelo empapado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles