Cómo cultivar Mandevilla

Escrito por tania ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar Mandevilla
Cultiva una hermosa mandevilla para cubrir tu cerca. (Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images)

A la mandevilla común se le conoce como jazmín chileno o jazmín de argentina. Es una planta trepadora de origen sudamericano con flores rosas o blancas de cinco pétalos que salen de mayo a octubre. El follaje de esta planta crece rápidamente y es muy frondoso. La mandevilla es una planta trepadora que puede alcanzar alturas de hasta 8 metros por lo que se puede utilizar para cubrir pérgolas y cercas. Es una planta muy hermosa, pero también es tóxica si se ingiere.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Semillas de mandevilla
  • Esquejes leñosos
  • Tierra compuesta de musgo y turba
  • Maceta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Indicaciones

  1. 1

    Prepara un suelo rico en nutrientes o una tierra compuesta de musgo y turba a partes iguales. Sigue las indicaciones del empaque para plantar las semillas, a veces no germinan bien por lo que es recomendable cultivar a partir de esquejes leñosos o comprar una planta de vivero y trasplantarla al jardín o a una maceta más grande.

  2. 2

    Limpia los esquejes leñosos, de unos 10 centímetros de largo, con agua templada para que suelten el látex que desprenden por el corte. Colócalos en arena a finales de la primavera. Tapa con plástico o cristal procurando que tengan calor de fondo. Ten cuidado al limpiar el látex porque la planta es tóxica.

  3. 3

    Para cultivar tu mandevilla en una maceta debes asegurarte que el recipiente elegido tenga un buen drenaje. No coloques un plato bajo la maceta pues en la mandevilla aparecen hongos por el encharcamiento y exceso de agua. Coloca la maceta en un lugar muy luminoso, pero sin que le de la luz directa del sol.

  4. 4

    Riega cuando el terreno esté seco. Los riegos deben ser frecuentes y ligeros durante la primavera y el verano, en el periodo invernal reduce el riego. Durante las heladas debes mantener la planta en el interior de la casa pues no tolera el frío. Esta planta es muy sensible a las bajas temperaturas.

  5. 5

    Quita los vástagos viejos a finales del invierno. La mandevilla crece incluso si se poda casi al ras de la tierra. Es aconsejable que en otoño podes las ramas principales hasta el tercer o cuarto nudo, de esta manera la planta crecerá de forma compacta y producirá más flores en el siguiente verano.

  6. 6

    Cuida tu mandevilla de parásitos y plagas. La mandevilla es atacada por arañas rojas y cochinillas. Si se riega en exceso se ve afectada por enfermedades fúngicas. Para acabar con los parásitos debes utilizar un insecticida sistémico. Además de fumigar la planta si es necesario, debes abonar el suelo cada 15 días durante el periodo de floración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles