Cómo cultivar ortigas

Escrito por ehow contributor | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar ortigas
Las ortigas se usan como verduras y para la curación. (nettle in nature image by .shock from Fotolia.com)

Algo que seguramente dijiste en algún momento al caminar cerca de un arroyo es: "¡Ay, algo acaba de picarme!". Si es así, probablemente fue culpa de las ortigas. Pero ellas no sólo pican; también se usan como verduras y para la curación. Aunque crecen en abundancia de forma salvaje, pueden ser difíciles de cultivar; de modo que deberás seguir las instrucciones para que tu cultivo crezca.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas semillas o plantas de ortiga
  • Un sustrato y contenedores
  • Una envoltura de plástico
  • Una pala
  • Un fertilizante o abono de estiércol de vaca
  • Unos guantes de jardín

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pide unas semillas o plantas de un vivero; o ve tú mismo a un sitio donde crezcan de forma salvaje. Hazlo a principios de la primavera.

  2. 2

    Planta las semillas en el interior de la casa, a temperatura ambiente. Usa la tierra abonada y cubre ligeramente las semillas. Cubre el contenedor con plástico y ponlo en un lugar cálido y oscuro. Las semillas brotan en 7 a 10 días y se pueden transplantar en una semana después de germinar.

  3. 3

    Cava una zanja o saca los contenedores, colocándolos bajo sombra parcial. Cubre el suelo con abono de estiércol de vaca o con otro fertilizante orgánico.

  4. 4

    Transplanta tus brotes o plantas afuera después de que haya pasado el peligro de congelación. Ponlas como a un pie (30 cm) de distancia unas de otras.

  5. 5

    Riega en abundancia y aplica el fertilizante con frecuencia. Las ortigas adoran el abono de estiércol de vaca como fertilizante.

Consejos y advertencias

  • Las ortigas se extienden desde su raíz y por la semilla, de modo que, a menos que quieras que crezcan por toda tu propiedad, es mejor plantarlas en contenedores.
  • Coséchalas después de que florezcan. Lávalas y ponlas al vapor, cómelas o sécalas y haz un té con ellas. Las ortigas dejan de picar cuando se cuecen o se secan.
  • Asegúrate de tener permiso para sacar las plantas de la propiedad de otras personas. También hay leyes contra la cosecha de plantas en algunos terrenos públicos.
  • Lleva siempre guantes gruesos de cuero cuando trabajes con plantas de ortigas. Contienen una toxina que picará y causará una erupción en la piel. Si te pica, neutralízalo con pasta de bicarbonato de sodio y agua.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles