Cómo cultivar plantas pequeñas de lazo de amor

Escrito por stevie donald
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un lazo de amor genera muchos "hijos", plantas nuevas que se forman en el extremo de tallos largos. Algunas veces estos hijos tienen pequeñas flores blancas. Son muy fáciles de trasplantar y, antes de que te des cuenta, puedes tener un bosque completo de lazos de amor saludables solo cultivando los hijos de un solo ejemplar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Macetas
  • Tierra para macetas
  • Agua
  • Frascos viejos o artículos de vidrio vistosos donde cultivar las plantas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige tu método para cultivar hijos de lazos de amor. Estos pueden ser cortados de la planta madre y colocados en un vaso de agua en un alféizar soleado y lucir hermosos. Los hijos de estas plantas pueden vivir y crecer durante mucho tiempo en agua o puedes esperar a que desarrollen muchas raíces y trasplantarlos. También pueden trasplantarse directamente a una maceta con tierra.

  2. 2

    Mantener las plantas en agua es muy fácil. Corta el hijo del extremo del tallo madre y colócalo, con la raíz hacia abajo, en un vaso o frasco con agua. A menudo, comenzarán a crecer raíces al aire, así que son fáciles de identificar. A estas plantas les gusta la luz, pero no el sol directo. Lo ideal es un alféizar orientado al norte o que esté sombreado por árboles. Al igual que la mayoría de las plantas, los lazos de amor gustan de la humedad y crecen vigorosamente en baños bien iluminados.

  3. 3

    Planta el hijo directamente en el suelo. Otra vez, esto es muy fácil. La planta puede ser suavemente colocada en un maceta llena de tierra de buena calidad mientras permanece unida a su madre. Entierra el extremo de la raíz de la planta hija en el suelo y mantenlo humedecido durante varias semanas hasta que prenda. El tallo puede luego separarse de la madre y el hijo crecerá por sí mismo. Este método también funciona cortando al hijo de la madre y plantándolo directamente en el suelo, pero a menos que ya tenga algunas raíces formadas, puede llegar a morir. Lo mejor es mantenerlo unido a la madre hasta que las nuevas raíces prendan.

  4. 4

    Deja que la planta se seque entre riegos. Dependiendo del nivel de humedad de tu casa, una buena regla es regar cada siete o diez días. Estas plantas no precisan fertilizante para crecer saludablemente. Pero si usas uno, hazlo con poca frecuencia y usando dosis medias.

Consejos y advertencias

  • Los lazos de amor son buenos para hacer un regalo.
  • No es necesario trasplantar los hijos. Simplemente déjalos en la planta principal y le darán frondosidad.
  • No riegues las plantas por demás. Un signo de exceso de riego es que las puntas de las hojas se ponen marrones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles