Cómo cultivar tu propia comida en espacios pequeños

Escrito por daniel holzer | Traducido por alfredo romero mariscal borbolla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cultivar tu propia comida en espacios pequeños
No todo mundo tiene mucho espacio dónde cultivar su propia comida. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Cultivar la comida ya no es algo solo para granjeros. Incluso la gente que vive en pequeños departamentos puede cultivar bastantes de sus propias frutas y vegetales si tienen un balcón, patio o varios alféizares con buena exposición al sol. Cultivar tu propia comida es provechoso puesto que te sintoniza con la naturaleza y las estaciones, mientras que también reduce la presión sobre tu presupuesto al reducir tu factura de supermercado. Además, no hay nada como comer una ensalada repleta de frutas y vegetales cultivados por ti mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Rastrillo
  • Contenedores (opcional)
  • Tierra para macetas orgánica
  • Fertilizante orgánico de grado alimentario

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina el espacio que tienes para dedicarlo a cultivar tu propia comida. Los espacios pequeños incluyen patios, balcones o hasta un pequeño jardín. Observa si el área está soleada, tiene resolana o sombra, puesto que esto determinará qué tipo de comida podrás cultivar de manera viable en el espacio.

  2. 2

    Haz una lista de los tipos de frutas y vegetales que te gustaría cultivar. Nota que muchas frutas y vegetales, como las fresas, los tomates, las lechugas y la col requieren al menos una exposición parcial al sol, si no es que requieren una exposición completa. Si tu espacio pequeño está en sombra total, estarás limitado y por eso crecerá bien ahí algunos vegetales de hoja como espinaca, col, mostaza y la mayoría de las lechugas.

  3. 3

    Prepara el área para plantar. Si es un pequeño jardín, rastrilla minuciosamente la tierra para aflojar el suelo. Si harás jardinería en contenedores, selecciona tus macetas o contenedores y determina qué plantas irán en el contenedor de determinado tamaño, así como en qué parte de tu pequeño espacio estará. La mayoría de los vegetales prefieren contenedores con espacio, así que una maceta de barro de 3 a 6 pulgadas (7,62 a 15,24 cm) de tierra orgánica para macetas alrededor de la estructura radicular proporcionará bastante espacio para crecer y absorber tanto los nutrientes como el agua.

  4. 4

    Elabora un plan para el jardín de acuerdo con las frutas y los vegetales que estás cultivando. Haz un mapa de las áreas con sol, resolana y sombra, puesto que eso determinará qué plantas pueden ir en esas áreas. Aprovecha al máximo tu espacio al hacer parejas benéficas, como poner plantas más altas que requieren sol completo al lado de plantas más bajas que requieren poca sombra (la planta más alta dará la sombra). Es importante observar que algunas plantas no crecen bien juntas, mientras que otras se benefician entre sí. Por ejemplo, las fragancias fuertes que compiten pueden ser problemáticas, así que plantar fresas y ajo juntos puede no ser buena idea. Sin embargo, sembrar frijoles y maíz juntos es una buena mezcla, puesto que el maíz le da a los frijoles un tallo sobre el cual trepar y la cosecha de frijol deja nitrógeno en el suelo para fertilizar el maíz.

  5. 5

    Ve a tu vivero o tienda para mejoramiento del hogar local para comprar las semillas o plantas que quieras, teniendo la exposición al sol de tu espacio en cuenta. Asegúrate de mantener la etiqueta del vivero con las instrucciones de plantado y cuidado.

  6. 6

    Planta los vegetales y la fruta de acuerdo con tu diseño de jardín con tierra orgánica para macetas en tu espacio pequeño. Sigue las instrucciones del vivero para plantar cada variedad de fruta y vegetal puesto que las necesidades varían mucho de acuerdo al género y la especie.

  7. 7

    Riega tus plantas frecuentemente, cuando la pulgada superior (unos 2,54 cm) del suelo esté seca al tacto. Fertiliza con el riego más o menos una vez al mes con fertilizante orgánico de grado alimentario.

  8. 8

    Cosecha tu comida casera de tu jardín de espacio pequeño frecuentemente de acuerdo con las instrucciones del vivero, puesto que la cosecha sostenible varía mucho entre especies de frutas y vegetales. La lechuga y la col deberían de estar listas para cosecharse dentro de dos meses, mientras que las plantas como los tomates y las fresas tomarán al menos una estación completa antes de tener una cosecha viable disponible.

Consejos y advertencias

  • Los jardines en contenedores son generalmente más fáciles de cuidar, puesto que las hierbas y plagas tienden a ser un menor problema que en los jardines grandes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles