Cultivo de hongos comestibles sobre viruta de coníferas

Escrito por nancy wagner | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cultivo de hongos comestibles sobre viruta de coníferas
Las saborsas gírgolas crecen en botellas o bolsas plásticas. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Vairas especies de hongos que crecen sobre la madera proliferan sobre viruta de coníferas, incluyendo las gírgolas u hongos ostra y los hongos shiitake. En la naturaleza, los hongos comestibles populares crecen sobre los troncos de árboles caídos donde el gran porcentaje de agua mantiene su ambiente húmedo. Una de las ventajas de cultivar hongos sobre viruta de coníferas es que este sistema produce frutos comestibles en un tiempo menor que cuando se cultivan los micelios sobre troncos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Micelios de hongos
  • Envase para mezclar
  • Guantes
  • Arroz o salvado (opcional)
  • Bolsa para horno (opcional)
  • Agua embotellada
  • Botella o bolsa plástica
  • Clavo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra micelios de hongos a un productor o en un sitio en línea confiables. Si eliges cultivar gírgolas, algunas de las variedades más interesantes son las de color marrón chocolate, coral, azul y dorado. Otras especies de hongos que crecen en virutas de coníferas incluyen los maitake, oreja de árbol, champignones blancos, nameko y enoki.

  2. 2

    Mezcla la viruta de coníferas y los micelios de hongos en un recipiente, usando guantes para no ensuciarte. Si no tienes suficiente cantidad de viruta, puedes agregar arroz o salvado de trigo a la mezcla. Compra la viruta en una maderera o en línea. Si prefieres usar viruta libre de insectos y otras plagas, pasteurízalas: colócala en una bolsa para horno, humedece con agua y calienta a 140 a 160 grados F (60 a 70 grados C) durante 30 minutos. Espera que la viruta se enfríe completamente antes de mezclarla con los micelios

  3. 3

    Rocía la mezcla con el agua que usarías para regar tus plantas de interior. El agua embotellada común funciona bien.

  4. 4

    Llena una bolsa plástica con la mezcla de viruta y micelios de hongos. Cualquier bolsa plástica transparente que se sostenga sin desgarrarse puede servir, siempre y cuando esté limpia. Para cultivos más pequeños, pueden funcionar las bolsas plásticas de un galón (4 litros). También puedes colocar la mezcla en una botella plástica limpia, como por ejemplo un botella de 2 litros de gaseosa.

  5. 5

    Con el clavo, realiza orificios en la parte superior y los costados de la bolsa o la botella para permitir que los micelios respiren y crezcan a través de los mismos.

  6. 6

    Cuelga las bolsas o las botellas o apóyalas sobre estantes en el interior, en un lugar húmedo con una buena circulación de aire fresco. Los hongos crecen mejor en una zona que no tenga sol directo y con una temperatura constante de 60 grados F (15 grados C).

  7. 7

    Riega la bolsa o la botella a diario, rociando los orificios con agua. Si notas que hay gotas de agua dentro de la bolsa, deja de regarla por algunos días.

  8. 8

    Cosecha los hongos que salgan por los orificios. Las gírgolas estarán listas para cosechar aproximadamente a los 14 días luego de plantarlas, y continúan produciendo por algunas semanas. Los hongos shiitake tardan aproximadamente siete semanas en estar listos para ser cosechados, dando múltiples cultivos en un período de cuatro meses. Los hongos enoki tardan aproximadamente 90 días, y luego de ser cosechados no producen otro cultivo.

Consejos y advertencias

  • Luego de finalizar la producción de hongos, usa el contenido de la bolsa plástica como fertilizante en el jardín.
  • Los hongos enoki requieren temperaturas menores para su cultivo. En lugar de 60 grados F (15 grados C), crecen mejor a una temperatura constante de 45 grados F (7 grados C).
  • Algunas especies deben crecer sobre la corteza de los árboles, por lo que no producirán hongos sobre viruta de coníferas. Estas especies son los rebozuelos, los cuernos de la abundancia, las trufas y los boletáceos marrones del abedul, entre otros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles