DESCUBRIR
×

Cómo decir "gracias" en japonés, formal, informal y casual

Actualizado 21 febrero, 2017

Japón es un lugar lleno de gente pero muy civilizado. Cuando uno de los ciudadanos hace algo amable para ti, como abrir una puerta o darte direcciones, debes aprender como agradecerles propiamente. En Japón transmitir "gracias" tiene múltiples niveles. Para transmitir tu agradecimiento sin ofender, debes coincidir con tu expresión facial por el favor que te fue dado.

Instrucciones

flashfilm/Photodisc/Getty Images
  1. La formal más forma de decir "gracias" en japonés es:

    Domo - Arigato, que se pronuncia como se lee.

    Usa esta cuando alguien te da un regalo o que se sale de su camino para hacer algo importante para ti, como hacer llamadas telefónicas para ti cuando no tienen por qué hacerlo, te ayudan a planear un evento para que vayas, te invitan la cena o cualquier cosa que les cueste mucho tiempo o dinero.

    Cuando recibes regalos, siempre combina tu agradecimiento con una reverencia.

    No uses este término para "gracias" del día a día, a quien le digas Domo-Arigato sentirá que le sobre agradeciste.

  2. Una manera informal de decir "gracias" en japonés es:

    Arigato, que pronuncia como se lee.

    Usa esta cuando alguien sea cortés a tus necesidades o haga un gesto considerado que requiera de agradecimiento.

    Ejemplo: Estás leyendo un mapa y tratando de saber hacia dónde ir. Alguien se detiene para indicarte la dirección correcta. No tenía por qué detenerse a ayudarte, pero lo hizo de todas maneras. Ejemplo: Estás saliendo de una de las cafeterías llenas de Japón. Alguien te detiene para decirte que tu celular está sobre la mesa. Míralos a los ojos y di "Arigato".

    Arigato se ve como el término femenino, usado por las mujeres para ambos sexos. Sin embargo los extranjeros pueden usarlo en cualquier situación.

  3. La manera más informal de decir "gracias" en japonés es Domo. Se pronuncia como se lee.

    Usa esto para la gente que te abre una puerta, a un dependiente o a un taxista después de comprar y para los gestos amables y favores del día a día.

Consejos

  • Combina una reverencia con el formal Domo-Arigato para un gesto de agradecimiento sincero.