Cómo detener la tos nocturna para que tu hijo pueda dormir

Escrito por brandi palkoner | Traducido por ehow contributor
Cómo detener la tos nocturna para que tu hijo pueda dormir

Comstock/Comstock/Getty Images

El virus del resfriado común a menudo conduce a una miserable tos que empeora por la noche e inhibe la capacidad del niño para dormir cómodamente. Mientras que la tos es un reflejo necesario que ayuda a mantener los pulmones libres de bacterias y otros irritantes, también es importante que tu hijo esté bien descansado y lo suficientemente fuerte como para combatir la infección. Hay varios pasos que puedes tomar para aliviar la tos de tu hijo durante la noche y ayudarle a obtener el descanso que necesita.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua o jugo
  • Caldo
  • Un humidificador
  • Almohadas extra
  • Un supresor de la tos o expectorante
  • Un té
  • Miel
  • Jugo de limón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Proporciónale a tu hijo muchos líquidos, tales como agua y jugo, a lo largo del día y a la hora de dormir. El líquido lubrica la garganta y previenen la resequedad y la irritación que causa la tos, así como también ayuda a deshacerse de la infección y mantiene al niño hidratado.

  2. 2

    Ofrécele a tu niño caldo, junto con los líquidos recomendados, para ayudar a aflojar la mucosidad de una tos húmeda. Coloca un contenedor de basura cerca de la cama de tu hijo para que pueda escupir el exceso de moco.

  3. 3

    Usa un humidificador en la habitación del niño antes de acostarlo. Coloca el humidificador a varios pies de distancia de la cama para evitar la saturación de la ropa del niño o ropa de cama. Revisa el nivel del agua periódicamente durante toda la noche y asegúrate de reemplazarla con nueva.

  4. 4

    Eleva la cabecera de la cama y apoya a tu hijo un poco con almohadas para disminuir el drenaje de moco en la garganta la cual activa el reflejo de la tos.

  5. 5

    Administra medicamentos para la tos antes de dormir si tu hijo tiene por lo menos 4 años de edad. Utiliza un supresor de la tos para tos seca y un expectorante para la tos húmeda. Sigue las instrucciones en el paquete con cuidado y consulta a tu pediatra sobre como administrarla.

  6. 6

    Mezcla unas gotas de jugo de limón y miel en una taza de té caliente. Permite que el té se enfríe un poco y dáselo a tu hijo para que lo beba antes de acostarse. El jugo de limón desbarata los mocos y la miel suaviza la garganta irritada.

  7. 7

    Llama al pediatra de tu hijo si la tos dura más de una semana o si el niño sufre de fiebre para descartar causas más serias de la tos nocturna.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un humidificador de vapor frío, si es posible, para evitar el peligro de quemaduras o incendios relacionados con los humidificadores de vapor caliente. Mantén el humidificador limpio y seco después de su uso para evitar que se forme moho y otras bacterias y circulen por todo el aire.
  • La clínica Mayo advierte que no es bueno darle miel a niños menores de y año debido al riesgo de envenenamiento por comida infantil.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media