Cómo disciplinar a un niño de 4 años

Escrito por emily d'antuono | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

A la edad de 4, la mayoría de los niños están dispuestos a ejercer una gran independencia en su rutina diaria. Es posible que quieran vestirse, ayudar a preparar sus propios alimentos y jugar con otros niños sin la supervisión directa de un adulto. Aunque esta sensación cada vez mayor de independencia debe ser alentada y promovida, es importante mantener reglas claras para el comportamiento tanto dentro como fuera de la casa. Cuando se rompen las reglas, las consecuencias deben hacerse cumplir. A pesar de que la forma más eficaz de disciplina puede variar de un niño a otro, aquí hay algunas sugerencias para las estrategias de disciplina apropiadas para niños de 4 años de edad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Tiempo de espera

  1. 1

    Ponte al nivel del niño y claramente y con calma identifica el comportamiento que es inaceptable. Por ejemplo, "Bobby, no podemos usar nuestras manos para golpear".

  2. 2

    Enséñale al niño a tomar asiento en una silla denominada "tiempo fuera" y le informarás que debe permanecer en silencio hasta que su "tiempo fuera" se cumpla.

  3. 3

    Usa un cronómetro durante 4 minutos y dile a tu hijo que cuando escuche la alarma, tiene que bajarse de la silla y expresar una disculpa específica para el comportamiento inadecuado. Esta disculpa debe ser dirigida hacia la persona que ofendió y se debe identificar el comportamiento. Por ejemplo, "Mamá, siento haberte golpeado". Si no está dispuesto a hacer esto luego de los 4 minutos de pausa, tiene que permanecer en la silla hasta que esté listo para decir que lo lamenta.

  4. 4

    Perdona a tu hijo y dile que lo amas.

    Disciplina del silencio

  1. 1

    Ponte al nivel del niño y claramente y con calma identifica el comportamiento que es inaceptable. Esta disciplina es más eficaz cuando el delito pasa por hablar, gritar o quejarse de una manera inadecuada. Por ejemplo, "Terry, no es bueno gritarle a papá".

  2. 2

    Infórmale al niño que, debido a que usó su boca de una manera cruel, ahora debe permanecer en silencio durante 4 minutos. Puede jugar o continuar lo que estaba haciendo, pero sin hacer ningún sonido.

  3. 3

    Ajusta el temporizador 4 minutos y dile a tu hijo que cuando escuche la alarma, debe expresar una disculpa apropiada dirigida hacia la persona que ofendió y que identifique el comportamiento. Por ejemplo: "Papá, siento haberte gritado cuando me dijiste que limpiara mis juguetes". Si no está dispuesto a decir que lo siente cuando se acabe el tiempo, debe permanecer en silencio hasta que esté dispuesto a pedir disculpas.

  4. 4

    Perdona a tu hijo, y dile que lo amas y que te alegras de que esté aprendiendo a usar la boca para ser amable con los demás.

    Perder privilegios

  1. 1

    Ponte al nivel del niño y con claridad y calma identifica el comportamiento que es inaceptable. Por ejemplo, "Mía, no se tiran los juguetes".

  2. 2

    Elige un juguete o un privilegio para privar a tu hijo como consecuencia de su comportamiento y expresa claramente tu razonamiento. Por ejemplo, "Mía, porque lanzaste tu muñeca, voy a ponerla en la parte superior del refrigerador por el resto del día" o "dado que lanzaste tu juguete, no tendrás galletas después de la comida".

  3. 3

    Enseña a que tu hijo pida disculpas por el delito que cometió. Por ejemplo, "Mamá, siento haber lanzado mi muñeca".

  4. 4

    Si le quitaste un juguete o privilegio a tu hijo, ten en cuenta que se lo tiene que "ganar" de nuevo al día siguiente, demostrando su habilidad para recordar las reglas o realizando ciertas tareas.

Consejos y advertencias

  • La disciplina del silencio es eficaz para los delitos cometidos mientras viajas en el coche, ya que proporciona una consecuencia sin necesidad de desplazamiento físico por parte del padre o del niño.
  • No pierdas la calma, pegues o expreses agresión cuando aplicas cualquiera de estas estrategias de disciplina. Esto sólo causará daño, asustando a tu hijo y reduciendo tu respetabilidad en sus ojos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles