DESCUBRIR
×

Cómo hacer un disfraz de momia sin costuras

Actualizado 17 abril, 2017

De todos los disfraces atemorizantes y macabros que se utilizan para Halloween, el de momia es uno de los más tradicionales y el más escalofriante. En lugar de dirigirte a una tienda y pagar algunos dólares por un disfraz genérico, es mucho más divertido y económico hacerlo tú mismo. Un disfraz de momia es muy fácil de hacer, incluso para personas que no quieren coser.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Comienza por cortar la muselina o la tela de color claro que hayas elegido en tiras que tengan un ancho de 2 a 4 pulgadas (5,08 a 10,16 cm). Para hacer que la tela luzca vieja y desgastada, sumérgela en una mezcla de dos tazas de agua, dos tazas de café y 1/4 de cucharadita de pintura negra durante 10 segundos y déjala secar.

  2. Ponte la ropa interior larga y busca un amigo que te ayude. Envuelve tus piernas con las tiras de muselina, usando pegamento para fijarlas conforme avanzas. Lo mejor es apretar la muselina un poco, pero siempre deja espacio para que puedas moverte. Una vez que hayas terminado con los pantalones, continúa colocando tiras de muselina alrededor de la camiseta.

  3. Usa el pegamento para añadir algo de muselina a los guantes. Para completar la apariencia de momia, envuelve algunas tiras alrededor de la cabeza. Fijar las tiras a una banda para el cabello es una buena manera de hacer que queden más estables y no se desenreden y caigan.

  4. Practica caminar con tu disfraz de momia atemorizante.

Consejos

  • Para poder ser una momia realmente convincente, usa un aplicador de esponja para añadir algo de maquillaje negro alrededor de tus ojos y boca.

Necesitarás

  • Muselina de 2 o 4 años, o cualquier otro material color blanco o beige
  • Unos guantes tejidos color blanco
  • Ropa interior larga o un traje deportivo blanco
  • Una tijera
  • Pegamento para telas o pistola de pegamento caliente
  • Café
  • Pintura acrílica líquida color negro